27 de agosto de 2019
27.08.2019

La Fundación do Campo Galego confía en abrir su museo a finales de octubre

Manuel Iglesias abandona la presidencia, que pasa a Ángel Jove -La entidad, con casi año y medio de vida, tiene ya material como toda la colección de tractores Barreiros

27.08.2019 | 01:26
Iglesias y Rueda, en la firma de cesión del ala del auditorio. // C. Paz

La Fundación do Campo Galego mantiene su previsión de abrir a finales de octubre el Museo do Campo e da Automoción Agraria. Lo hará en una ala del auditorio del recinto ferial de Silleda, en un espacio que ocupa 4.800 metros cuadrados y que tuvo que someterse a un intenso trabajo de reparación en su techo debido a que el paso del tiempo provocaba filtraciones de humedad.

La apertura de este museo será la puesta de largo de una entidad que se creó en enero de 2018, pero que hasta el 15 de marzo de ese año no quedó constituida de forma oficial en escritura pública. Con un capital social de 140.000 euros, su patronato cuenta con representantes de la Fundación Jorge Jove (que aportó 110.000 euros) Abanca y el Concello de Silleda (cada uno donó 15.000), y la Asociación Galega de Amigos da Maquinaria Agrícola Clásica. Su presidente fue, hasta hace semanas, Manuel Iglesias, concejal del gobierno de Silleda en el anterior mandato y que será relevado en el cargo por el presidente de la Fundación Jove, Ángel Jove.

Desde su arranque, la Fundación do Campo Galego ha ido dando pasos, por así decirlo, en silencio, pero necesarios para el arranque de este espacio museístico. Un expatrono de la fundación, el alcalde silledense Manuel Cuíña (ahora delegó sus funciones en el edil de Medio Rural, Jesús Taboada), explica que en este casi año y medio de vida la entidad ha ido adquiriendo material para esos fondos museísticos. Habrá, indica, una sala dedicada al carro y otra centrada en la marca de tractores Barreiros, puesto que Manuel Iglesias donó su colección de 12 vehículos de esta casa. El proyecto, además, acaba de recibir una subvención de Agader, por importe de 145.000 euros. La iniciativa singular' que respalda Agader permitirá que en estas instalaciones se construya una réplica de una cueva prehistórica y de un castro celta. Así las cosas, el museo contará con una dotación económica de unos 285.000 euros, en la línea de los 250.000 que barajaba el Concello de Silleda en 2016, cuando anunció la puesta en marcha de la entidad como complemento al Centro de Desenvolvemento Agrario.

La cesión de este espacio por parte de la Fundación Semana Verde de Galicia tuvo lugar ya en abril del año pasado, y será por un periodo de 23 años. El convenio que en su momento firmaron Alfonso Rueda y Manuel Iglesias marca además que habrá un uso compartido de la zona de restauración y de la sala principal del auditorio.

La Fundación do Campo está clasificada por Vicepresidencia como de interés para el desarrollo rural de Galicia. El distintivo se basa no solo en un museo que recorrerá la historia del hombre y su relación con el trabajo de la tierra desde el Neolítico, sino también porque uno de los cometidos es fornecerse de fondos documentales que permitan a sus usuarios preparar tesis o investigaciones. Otras de las metas con las que nacía esta fundación era la puesta en marcha de un vivero de agricultores, la organización de cursos y una habilitación de premios y becas de estudio.

Respaldo desde Ourense

Por de pronto, además de contar con el respaldo económico de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural, la Fundación do Campo Galego también tiene el apoyo de la Diputación de Ourense cuyo presidente, José Manuel Baltar, la invitó a a sumarse al futuro Observatorio Internacional de Medio Rural, que la administración provincial pondrá en marcha este año junto a la Universidade de Vigo. Además, la entidad con sede en Silleda firmó un convenio con el Mercado Gastronómico La Galiciana de Santiago, mediante el que este recinto fomentará su labor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia