23 de agosto de 2019
23.08.2019

Crespo espera tener perfilada la cuarta fase del Lalín 2000 cuando remate septiembre

23.08.2019 | 02:50

"Demostraré que en los primeros 100 días de gobierno se hizo más por los polígonos industriales que en cuatro años, y lo demostraré con hechos palpables". Así de tajante fue ayer el alcalde, José Crespo, con las críticas de la oposición sobre su postura a la hora de crear suelo industrial en el municipio.

"Que digan que cambiamos de tercio es mentira, estamos trabajando", señala, mientras sostiene que en los cuatro años del cuatripartito "su ineficacia quedó demostrada, porque no fueron capaces siquiera de hacer reuniones ni con empresarios, con la Xunta o con otros organismos que podían promover polígonos industriales, como la Diputación. Se limitaron a paxaradas como hablar de hacer un polígono industrial en Prado, lo que significa que no tienen remota idea de cómo se hace administrativamente un polígono".

Crespo, en este sentido, recordó que Lalín ya dispone de una cualificación importante de suelo tanto en Catasós como en el Lalín 2000, donde ya está adquirida más del 50%. Aunque acusa a la oposición de no respetar esa tregua de los primeros 100 días de mandato, avanza que a finales de septiembre, cuando se cumpla ese periodo de gracia, "ya tendrá una idea de cómo va a hacerse la cuarta fase del Lalín 2000, y habré tenido una reunión con empresarios que sean posibles usuarios de la primera fase del polígono de Catasós".

Crespo pide a los tres partidos de la oposición "un poco de respeto por el trabajo de los demás", y añade que acudió hasta en cinco ocasiones a la Xunta para abordar la ampliación del Lalín 2000, "y ellos no pueden decir que, en cuatro años, fueron cinco veces. No tienen ningún derecho a criticar, cuando todavía no han visto los frutos".

En este sentido, y sobre el vaticinio del PSOE de que dentro de cuatro años tampoco estará materializada la ampliación del Lalín 2000, Crespo replica con un "ya veremos si hay suelo industrial", Ahora mismo, una empresa que trabaja para la Xunta esta analizando la viabilidad de esa cuarta fase, para ver si se aprovecha el mismo plan o hay que optar por otro proyecto.

La moción, "un canto al sol"

Preguntado sobre la moción que anunció el BNG para exigir la ampliación del Lalín 200, manifiesta que el documento "es un fiasco, un canto al sol. Hay que reunirse con Xestur y las empresas que tiene contratadas, para ver si es viable". Para Crespo, la defensa de una moción es "lo menos importante de una acción política". Aprovechó para replicar las críticas de la oposición sobre el presunto sectarismo de la Xunta. "Que demuestren si es sectaria. Hay que ir allí bastantes veces y que te den con la puerta en la cara para poder decir eso. Si yo no voy a la Diputación para nada, no puedo decir que es sectaria ; tendrá que haber ido un montón de veces para afirmar eso".

Quiso ejemplificar lo de sectarismo con sus continuas visitas al Ministerio de Fomento para conseguir la financiación que permitió reconstruir el Pazo de Liñares. "Cuando comencé con lo del pazo, al año y medio vi cierto sectarismo porque el ministerio me daba largas, peor insistí y obtuve 2,4 millones de euros, que fue la máxima subvención del estado. Aunque me hicieron trabajar mucho, conseguí ese objetivo", apostilla.

Volviendo a las críticas de Compromiso por Lalín, PSOE y Bloque se refirió a ellos con un "están desnortados. Ellos fueron unos inútiles políticos que se limitaron a mandar una moción. Mientras trabajo, que no nos pongan tachas. Puedo entender que se rasguen las vestiduras porque ahora se esta haciendo algo", por la dotación de suelo industrial. Añadió que está trabajando encima de diversa cuestiones y avanzó que "para la semana que viene habrá otros logro", sin dar más indicaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia