16 de julio de 2019
16.07.2019

Sanidade inspeccionará este verano 411 piscinas de uso colectivo de la provincia

Deben realizarse tareas periódicas de limpieza y desinfección y controlar a diario los niveles de cloro -De no cumplirse todos los requisitos podrá suspender la actividad

16.07.2019 | 01:25
Bañistas disfrutando de un día de calor en las piscinas de Lalín. // Bernabé/Javier Lalín

La Consellería de Sanidade inspecciona en la presente temporada estival piscinas de uso colectivo repartidas por toda la geografía provincial para garantizar su calidad sanitaria. De esta forma, en toda la provincia de Pontevedra se revisarán un total de 411, de las que 110 son de uso continuo y 301 de temporada. Los técnicos efectuarán supervisiones de las instalaciones y de los análisis de agua realizadas por los titulares y de la muestra para determinar la calidad sanitaria de la misma cuando lo consideren oportuno. En caso de no cumplirse los requisitos establecidos, podrán incoar un expediente sancionador e incluso, suspender la actividad en el recinto.

Informa además de las indicaciones que se deben seguir para el mantenimiento de las piscinas. Los responsables de las de utilización colectiva en la provincia deben limpiar y desinfectar periódicamente las instalaciones y hacer controles de cloro, por lo menos dos veces al día: por la mañana y en el momento de máxima afluencia de bañistas. Asimismo, deben realizar controles mensuales de la calidad del agua, para extraer parámetros como la conductividad, el pH y el amoníaco o la concentración de desinfectante, entre otros.

Mantenimiento

Según la normativa vigente, la cantidad de desinfectante del agua de las piscinas no puede llegar a ser nunca irritante para los ojos, la piel y las mucosas de los bañistas y los productos químicos que se usen tienen que estar homologados por el Ministerio de Sanidad. La norma también ordena que una persona formada en mantenimiento de piscinas tiene que ocuparse del mantener las condiciones higiénico-sanitarias del recinto y del agua del baño. Así, un socorrista debe permanecer en las instalaciones para ejercer la vigilancia eficaz durante el tiempo de apertura al público y el lugar debe estar dotado de algún sistema de seguridad que impida el acceso a niños fuera del horario para evitar accidentes.

La Dirección Xeral de la Consellería de Sanidade también recuerda a los usuarios de piscinas de uso colectivo la necesidad de ducharse cada vez que se introduzcan en el agua y mostrar precaución a la hora de realizar ciertas maniobras, como lanzarse de cabeza a la piscina sin comprobar la profundidad del vaso o la presencia de otro bañista. Además, recomienda a los bañistas el uso de chancletas o calzado especial en estas instalaciones, así como la utilización de gorro de natación. Y recalca que no está permitido comer, beber o fumar en zonas reservadas para el baño ni dejar desperdicios en los recintos. Los interesados pueden obtener más información en http://www.sergas.es/saude-publica/piscinas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas



Especial Navidad 2019

En estas fiestas, sobran los motivos para brindar con elaboraciones de Galicia, que despiden el año con un gran balance en todos los sentidos