16 de julio de 2019
16.07.2019

Hallan una necrópolis perdida hace más de un siglo en una excavación que dirige un estradense

Es uno de los elementos con los que Paris y Engel conceptualizaron la cultura íbera

16.07.2019 | 23:10
El arqueólogo estradense Manuel Abelleira, el catedrático Andrés Adroher y el técnico arqueólogo Andrés Roldán en uno de los sondeos, donde se aprecian la fosa de enterramiento, la urna de cremación y un soliferreum (jabalina).

Una excavación dirigida por el arqueólogo estradense Manuel Abelleira Durán en Almedinilla (Córdoba) ha permitido localizar y documentar una necrópolis del siglo IV antes de Cristo (a.C.) que llevaba perdida desde hacía nada menos que 116 años. Es un hallazgo de singular importancia, ya que la necrópolis en cuestión, denominada Los Collados, fue uno de los elementos que permitieron a los franceses Pierre Paris y Arthur Engel conceptualizar la cultura íbera, de la época prerromana.

Según detalló ayer Abelleira (que ha trabajado como arqueólogo en países como España, Italia y Egipto) la excavación forma parte de un proyecto financiado por el Ecomuseo del Río Caicena del Ayuntamiento de Almedinilla y coordinado por el arqueólogo estradense contando como codirectores con el director del citado museo, Ignacio Muñiz; y el catedrático de Arqueología de la Universidad de Granada y director de tesis de Abelleira, Andrés Adroher Auroux.

La iniciativa arrancó como una actividad del Máster de Arqueología, bebiendo de la labor de excavación realizada en Almedinilla a instancias del primer director del Museo Provincial de Córdoba, Luis Maraver y Alfaro, al saber que en la zona se habían hallado vasijas de cerámica y armas que entonces se presumían de enterramientos romanos. Con 24 trabajadores, excavó en 253 enterramientos en 8 días.

Posteriormente, quisieron retomar esas excavaciones Pierre Paris y Arthur Engel pero en los sondeos no hallaron nada, yéndose entonces al Cerro de la Cruz. Tras varios hallazgos, conceptualizarían la cultura íbera, prerromana. Pero la necrópolis de Los Collados quedaría olvidada hasta ahora, cuando se planteó realizar prospecciones por su importancia para los estudios de la cultura íbera.

Contando con los oportunos permisos de la Junta de Andalucía, se creó un equipo multidisciplinar formado por el experto en Numismática de la Universidad de Salamanca Alberto Martín; el especialista en Arqueometría de la Universidad de Granada Alberto Dorado; el miembro del Instituto Arqueológico Alemán y experto en metal Charlie Bashore; y la especialista de la Universidad de Granada en materiales depositados en las urnas funerarias Alejandra García. Emprendieron una excavación que concluirá el 26 o el 27 de julio.

Al encontrar en superficie diversos objetos metálicos tipo fíbula (una especie de prendedores para la ropa) pidieron permiso a la Junta de Andalucía para acometer una excavación de urgencia y, así, evitar la dañina acción de los expoliadores. Abrieron varios cortes estratigráficos para documentar las tumbas y los elementos asociados como, por ejemplo, piras funerarias. Y hallaron dos urnas. En una de las tumbas documentadas durante las excavaciones hallaron la urna cineraria, con el individuo cremado en su interior y cubierta por un plato fragmentado. Con esa urna hallaron ajuar metálico, concretamente una falcata con empuñadura en forma de equino y una lanza. También localizaron elementos ligados a rituales funerarios en proceso de estudio, que deben relacionarse con la necrópolis como un braserillo de bronce, un plato o una fuente de cerámica. En cuanto a las armas de hierro y bronce localizadas, son típicas del mundo íbero (como falcatas, puñales, lanzas y soliferreum). Gracias a la labor del equipo dirigido por el estradense Manuel Abelleira Durán que salen a la luz tras siglos enterradas.


Es una gran satisfacción para este arqueólogo estradense de 33 años y formado en la Universidade de Santiago de Compostela que, tras licenciarse en Historia, se especializó en Arqueología, Prehistoria e Historia Antigua; cursó un Máster en Arqueología en la Universidad de Granada; y ahora realiza el doctorado en Historia y Artes en la Universidad de Granada y en Antropología en la de Los Andes de Venezuela. En el ejercicio de su profesión ya ha participado en excavaciones en el Santuario de Diana Nemorensis de Italia o en las de los templos de Tutmosis III y de Amenofis III, dirigidas por la española Miriam Seco y por Hourig Sourouzian. Son experiencias que le están permitiendo al arqueólogo estradense Manuel Abelleira Durán vivir haciendo lo que más le gusta. Y es que, según destacaba hoy, la arqueología es su "pasión".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia