15 de noviembre de 2018
15.11.2018

Eleva al Defensor del Pueblo su lucha con la Seguridad Social por la incapacidad que le causó el cáncer

Consuelo Díaz suma cuatro años de batalla judicial a los tres de lucha contra el cáncer por la incapacidad total que le reconocieron en 2013

15.11.2018 | 04:01
Consuelo Díaz Cerviño, en la Delegación de FARO en A Estrada, con las sentencias. // Bernabé /J.C. Asorey

Consuelo Díaz Cerviño acaba de elevar al Defensor del Pueblo la batalla judicial que desde hace cuatro años mantiene con la Seguridad Social por la incapacidad permanente total que sufre a causa de las secuelas que le dejó su lucha contra el cáncer de mama que se le declaró a finales de 2011.

Natural de Campo Lameiro pero vecina de A Estrada desde hace 18 años, es muy conocida por los estradenses porque durante años fue la carnicera del supermercado Froiz. De ese trabajo la apartaron precisamente el tratamiento y la intervención quirúrgica que tuvo que afrontar para salvar la vida. Recibió en primer lugar quimioterapia para ser intervenida posteriormente con una tumorectomía de la mama izquierda y con una linfadenectomía axilar; antes de recibir radioterapia complementaria e iniciar un tratamiento de adyuvancia con tamoxifeno.

El 3 de septiembre de 2013 el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) reconocía, en base a la propuesta elevada por el equipo de valoración de incapacidades, que sufría neoplasia de mama izquierda, tendinitis en su brazo izquierdo y un trastorno adaptativo reactivo a la enfermedad oncológica, por lo que la declaró en situación de incapacidad permanente en el grado de total.

Consecuentemente, recibió la correspondiente pensión y dejó de desempeñar un trabajo que ya se veía incapaz de realizar. Pero un año después, concretamente el 25 de septiembre de 2014, la Dirección Provincial de Pontevedra del INSS resolvía que ya no estaba afectada por ningún grado de incapacidad permanente y que debía reincorporarse a su puesto de trabajo en Froiz, lo que ocurriría el 27 de septiembre de ese año, permaneciendo en su puesto hasta el 25 de abril de 2016.

Consuelo Díaz Cerviño afrontaba así un nuevo calvario. Al que asumió para intentar salir adelante pese al cáncer, se sumaban los quebraderos de cabeza derivados de la batalla judicial con la Seguridad Social por la incapacidad permanente total que le había concedido y que ya le ha retirado en dos ocasiones, obligándola a reincorporarse a su antiguo empleo.

Aunque tiene la "suerte de estar fija" y Froiz se ha portado "genial" con ella, Consuelo ha perdido mucha masa muscular y se siente incapaz de levantar los pesos que exige su puesto de trabajo. La parte posterior de una ternera, explica, pesa unos 50 kilos, por ejemplo. Y ella sabe que la lucha contra el cáncer le ha dejado secuelas que la incapacitan para desarrollar tareas de esa índole. Cuando está en activo, se le hincha notablemente el brazo y sufre importantes dolores. Además, agrega, la quimioterapia le dejó como secuela una importante pérdida de memoria. "Estoy a tratamiento psicológico", explica. "Me afecta en mi vida diaria", señala.

Por eso, cuando la Seguridad Social le quitó la incapacidad recurrió al juzgado. Perdió un pleito en la Audiencia Provincial de Pontevedra pero, al recurrir al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) este le dio la razón y recobró la incapacidad. Para su sorpresa, el INSS la volvió a citar y reiteró que estaba apta para trabajar. Tuvo que reincorporarse. Recurrió a la Audiencia y, en esta ocasión, le dio la razón a ella. Pero el INSS ha vuelto a recurrir y el asunto está de nuevo en el TSXG. Consuelo se siente impotente. No entiende por qué el INSS no respeta lo que dictó el TSXG. Tiene la sensación de que estará siempre así, "en juicios y problemas" hasta que "se cansen ellos o me canse yo". "Es un sinvivir", explica. Por eso, ha decidido recurrir al Defensor del Pueblo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia