15 de agosto de 2018
15.08.2018
Ataque de perros a una octogenaria en A Estrada

La Guardia Civil deja los perros de Ribela en poder de su dueño, "bajo su responsabilidad"

Le notifica su condición de investigado por un delito de lesiones por imprudencia tras tomarle declaración al vecino que la auxilió y a la nieta de la víctima, que presenta denuncia

15.08.2018 | 02:23
La Guardia Civil deja los perros de Ribela en poder de su dueño, "bajo su responsabilidad"
El refugio acoge a cerca de una veintena de perros, sobre todo de raza bóxer. // Bernabé / Cris M.V.
La Guardia Civil deja los perros de Ribela en poder de su dueño, "bajo su responsabilidad"

Los cuatro perros implicados el domingo en el ataque a la octogenaria María Fraiz Taboada en el lugar de Trabadela, en la parroquia estradense de Ribela, quedan "a disposición de la autoridad judicial" competente y, mientras que esta no decida sobre su futuro, estarán "depositados" en manos de su dueño y "bajo su responsabilidad". La Justicia deberá determinar qué procede hacer en un caso que ya motivó en la mañana de ayer que la Guardia Civil le notificase oficialmente al dueño de los canes su condición de investigado por un presunto delito de lesiones por imprudencia y se preparase para remitir las diligencias al juzgado. Así lo confirmaron ayer fuentes oficiales de la Benemérita, que también pusieron de relieve la labor realizada en relación con este asunto por Seprona de A Estrada.

Sus efectivos ya disponían en el momento en el que tuvo lugar el ataque de abundantes datos acerca de los perros implicados porque -en los últimos meses y a raíz de las denuncias vecinales que ponían de manifiesto el temor de los lugareños al atribuirle peligrosidad alos canes- Seprona ya había inspeccionado a estos y otros perros -principalmente de raza bóxer y recogidos en perreras o abandonados- que vivían "en manada" en la casa del ahora investigado, en los 10.000 metros cuadrados de finca de que dispone el citado estradense en Trabadela.

Gracias a esta labor de inspección previa, Seprona ya había podido comprobar que los cuatro perros implicados en el ataque tienen su documentación en regla: la oportuna cartilla de vacunación y el microchip. Uno de ellos es un boxer y los otros tres mestizos si bien el más preocupante sería un cruce de American Standford, una raza potencialmente peligrosa.

Esta característica, la gran preocupación vecinal que existía al respecto así como el gran número de animales existentes en la vivienda de Trabadela en la que viven ya fue puesta en los últimos meses en conocimiento del Concello de A Estrada por parte de Seprona para que, si la administración local lo estimaba oportuno, actuase al respecto.

Tras el ataque del domingo a María Fraiz, la Benemérita volvió a tomar cartas en el asunto. Al tener constancia de que la octogenaria atacada presentaba lesiones, la Guardia Civil se desplazó hasta Ribela y comenzó a instruir las oportunas diligencias, que ayer motivaron que se le notificase al dueño de los perros su condición de investigado por un delito de lesiones por imprudencia.

Dicha notificación se produjo a última hora de la mañana después de que la Guardia Civil le tomase declaración al principal testigo, Luis Rivas, el vecino de Trabadela que el domingo indicó a FARO que había socorrido a la señora. Cabe recordar que había oído fuertes ruidos procedentes del exterior de su casa, pese a tener las ventanas cerradas, y que había visto después a la señora cayendo al suelo rodeada de varios perros. "Bajé todavía con el pijama puesto pero decidí coger el coche para llegar más rápido", relataba entonces. Aunque llegó a la vez que el dueño de los animales, Rivas manifestaba el domingo que mientras que él acudió a ayudar a su vecina y amiga de la familia, que estaba tumbada en el suelo, el propietario de los canes tras espantarlos "se marchó sin decir nada". Rivas había constatado entonces que la mujer, que presentaba heridas por todo el cuerpo y estaba consciente -aunque mareada y afirmando que "no veía"- buscó cobertura de móvil y llamó a la nieta de la señora, Natalia, y luego a la ambulancia. Ayer, según pudo saber esta Redacción, Rivas prestó declaración ante la Benemérita, ratificando la versión de los hechos que ya había relatado a FARO.

También la nieta de María Fraiz a la que había llamado Rivas acudió ayer al acuartelamiento de la Guardia Civil de A Estrada, donde prestó declaración y presentó una denuncia por lesiones.adjuntando el parte de lesiones de María Fraiz. Cabe recordar que esta, como consecuencia del ataque, resultó herida de consideración y precisó ser trasladada al hospital, donde fue operada durante cuatro horas ya que presentaba heridas en cabeza, cuello, piernas y brazos. Las peores las sufría en la parte posterior de la cabeza y en una oreja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia