19 de enero de 2018
19.01.2018
Población del padrón continuo por unidad demográfica

Las comarcas sufren pérdida de población en el 69% de sus parroquias y tienen 44 aldeas vacías

La unión de Cerdedo-Cotobade aumenta el número de núcleos despoblados - En Dozón han subido el número de vecinos en todas las parroquias - El casco urbano de Lalín sigue ganando habitantes y el de A Estrada pierde

19.01.2018 | 12:06
Las calles del casco urbano de Lalín ganaron 115 vecinos. // Bernabé/Javier Lalín

La sangría demográfica sigue cebándose con el rural de las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes. La mayoría de parroquias de la zona pierden habitantes, en concreto 7 de cada 10 ven como van a menos su número de vecinos. Los datos a 1 de enero de 2017 evidencian un problema que aqueja no solo las comarcas sino toda la comunidad. De las 246 parroquias -contando ya las 13 que pertenecían a Cotobade antes de su fusión con Cerdedo-, son 171, una menos que hace un año, las que su censo es menor que hace 12 meses, esto es, un 69%, por el 73% que se dio a conocer a inicios de 2017. En lo que respeta a las aldeas abandonadas son cinco más, 44. Hay que destacar que este año el documento incluye por primera vez a Cerdedo-Cotobade como un solo municipio.

En 34 de las 48 parroquias lalinenses se han perdido habitantes, 10 suman vecinos y en 4 el censo no varía. En la capital dezana de nuevo se ha visto un incremento de la población que lleva a superar de manera clara la barrera de los 10.000 habitantes. En las calles del casco el padrón ha aumentado en 115. Si añadimos el resto del territorio de la parroquia de la capital municipal, el registro sube hasta los 10.670. Las demás aldeas que ganan vecinos son: Albarellos, Busto, Castro, Cercio, Maceira, Moimenta, A Veiga, Vilatuxe y Xaxán. En A Estrada, 38 de sus 51 parroquias perdieron población (el 74%, por el 70% de Lalín), si bien 8 consiguieron incrementar el número de residentes y cinco conservaron habitantes. Pudieron escapar a la sangría Barbude, Berres, Castro, Frades, Moreira, Oca, Ouzande y Parada. El casco urbano perdió 46 vecinos, al pasar de 8.403 a 8.357. Esta tendencia la contradicen lugares como Figueiroa de Arriba, en la práctica integrado en el casco. Esta zona ganó 18 habitantes en el último año (de 889 a 907), también subieron O Vilar y O Pedregal. En Silleda son 24 las parroquias que pierden población y 7 donde sube. El núcleo urbano aglutina 3.004 residentes (26 más) y la parroquia de la capital concentra 3.219. San Tirso de Manduas gana 20 empadronados, de los que 17 son en A Bandeira, este lugar suma 803 y la parroquia, 1.057 El 64% de las aldeas cruceñas tienen menos vecinos y solo ocho de las 28 los ganan. La capital municipal suma 20 y se queda en 1.181. En Merza son 11 menos e integra a 375 personas. La capital rodeirse no ha cedido ni ha ganado habitantes, pero 17 de sus 20 aldeas tienen menos empadronados. En Agolada hay menos gente en 19 de sus 24 parroquias, la parroquia de la capital municipal ha perdido cuatro vecinos, mientras que el núcleo de Agolada ha aumentado uno. Dozón ha dado la sorpresa, de perder habitantes en sus ocho parroquias a ganarlos en todas ellas. En Forcarei, perdieron vecinos todas sus parroquias. San Martiño de Forcarei ha descendido en 9 vecinos su censo, a pesar de que el núcleo urbano ha sumado 10. Por su parte, Cerdedo-Cotobade es el único que el número de parroquias con más vecinos es mayor que el de aldeas con menos habitantes, 12 han ganado población por 8 que han perdido.

A Estrada es el que tiene más aldeas despobladas. Suma nueve, las mismas que el año pasado. Forman parte de esta lista, A Pedreira (Agar), A Calzada (Arnois), O Coto (Codeseda), O Ouzamerxe (Guimarei), O Pinal (Oca), Os Muros (Parada), Xestás (Liripio), Vilanova (Remesar) y Cruxeira (Santeles). En Lalín son: Anseán, Vilela y Agrazán (Anseán), Corbillón (Sello), Piñoi (Vilatuxe) y Mouriscade (Vilanova). En Silleda: A Braña (Cira), Segade (Cortegada), Marín (Fiestras), Crestelle (Manduas), Freixeiro (Parada), Cartimil y Outeiro (Siador) y A Reigosa (Xestoso). Los tres de Vila de Cruces están en: Souto (Insua), Silvares (Merza) y Brandariz, en la parroquia del mismo nombre. En Rodeiro son: San Juan de Camba (Camba), Remesar (Carboentes), Devesa (Río), Vila do Fondo (Riobó), Devesa (Rodeiro), Casardixo y Couto (Salto). En Agolada están deshabitados los lugares de Cendoi y Quintas (Artoño), A Torre (Borraxeiros), Casquive (Carmoega) y Casas Novas (Bais). En Dozón el de Cardoufe, en Sanguiñedo. Y Forcarei aparecen dos: Pereira (Pereira) y Regotraveso (Santa Mariña de Presqueiras). En Cerdedo-Cotobade: Agualta (Aguasantas) y Arufe (Loureiro)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook