25 de enero de 2017
25.01.2017

Tres nuevas aldeas abandonadas y una que logra recuperar residentes

25.01.2017 | 03:03
A Cruxeira, una de las aldeas abandonadas. // Bernabé/Víctor Espiño

Los diez años transcurridos entre 2006 y 2016 dejan también cambios en lo referente a las aldeas abandonadas en el rural de A Estrada, aquellas que han visto mermar su población hasta quedarse a cero en el censo.

Los dos ejercicios de referencia guardan como dato común la existencia de siete núcleos de A Estrada que han perdido a todos sus vecinos. Es el caso de Os Muros (Parada), A Cruxeira (Santeles), O Pinal (Oca), O Ouzamerxe (Guimarei), O Coto (Codeseda) y A Calzada (Arnois).

Sin embargo, en este intervalo temporal otras tres aldeas se han sumado a la nómina del abandono demográfico en A Estrada. Es el caso de A Pedreira, en la parroquia de Agar, que perdió en estos diez años los dos vecinos que tenía al inicio de la década. Lo mismo le sucedió al núcleo de A Igrexa, en Berres, cuyo censo figura a cero en 2016 y contaba con dos habitantes en 2006. La tercera aldea que se sumó a esta lista de núcleos abandonados es Xestás, en la parroquia de Liripio. En este caso, el núcleo pasó de contar con nueve vecinos en el censo de 2006 a quedarse, diez años después, sin ninguno.

La otra cara de la moneda la ofrece Patanín, en la parroquia de Santeles. Al comienzo de esta década no tenía habitantes y en 2016 figuran dos residentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia