06 de agosto de 2012
06.08.2012

Solo cuatro de las 28 parroquias cruceñas, incluido su principal núcleo urbano, ganan población

Su censo aumenta en 31 habitantes

06.08.2012 | 08:40

El ligero crecimiento demográfico de la capital de Vila de Cruces y de otras tres de sus 28 parroquias no es suficiente para frenar la sangría que afecta desde hace años al municipio. Entre las cuatro parroquias que suben su censo aportan 31 habitantes más, pero las 22 que ven mermados los suyos pierden en total 143 personas, de modo que el balance es negativo en 112 personas, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), referidos al año pasado. El concello sumaba entonces 6.325 empadronados, un 1,7% menos que un año antes. Tal vez por la crisis económica y el retorno de emigrantes a sus países, el descenso se agudiza con respecto al registrado en el período anterior, que había sido del 0,5%.
El comportamiento del núcleo urbano de Cruces apunta en esta línea, pues de ganar 66 personas en 2010 pasó a aumentar en solo 18 en 2011, totalizando 1.352 habitantes. Las otras parroquias que ganan población son: Fontao, que eleva su censo en 9 personas, merced al tirón del rehabilitado poblado minero; y Bodaño y Gres, que iniciaron el año pasado con dos vecinos más cada una. Larazo y Asorei mantiene el mismo censo.
Por el contrario, las feligresías que más retroceden en términos poblacionales son: Piloño, con 20 residentes menos, lo que supone una caída demográfica del 5,6%; Carbia, que cede 16, es decir, un 3,4%; Merza, 14 (3%); Camanzo, 12 (2,3%), a pesar de lo cual es la única que se mantiene por encima del medio millar, junto con Cruces; e Insua, 10 (6,6%). Ninguna de las otras 17 parroquias resta diez habitantes. La mayor caída en términos relativos es la de Losón, con un bajón del 7,1%. Caídas importantes son las de Ferreirós (6,3%), Portodemouros (5,7) y Arnego (5).
Al margen de la capital municipal, Vila de Cruces tiene cinco lugares con más de cien vecinos, dos menos que un año atrás, pues Abealla (Carbia) pierde 7 y se queda en 95 y Obra cede 3 y pasa a tener 99. Los demás son Susovila (Bodaño); Brandomés (Brandariz); Fontao e Vilar (Fontao), el único que crece; A Moa y Outeiro, ambos en Merza.
El número de aldeas en riesgo de desaparición €menos de diez habitantes€ se mantiene en 18, pues si bien Fontacarda (Arnego) entra en este grupo al bajar dos habitantes, sale del mismo Noveledo (Bascuas), que gana cuatro. Como aldeas deshabitadas siguen, un año más, Barrio, en Arnego, y Silvares (Merza).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia