11 de mayo de 2012
11.05.2012

La peletera de Silleda estudia abrir una granja de visones propia en la comarca

Técnicos y dirigentes de Agapel Pelting analizan la viabilidad del proyecto, pensado para completar el ciclo productivo

11.05.2012 | 10:00
Operarias en la nave número 5 de la Semana Verde, sin producción desde abril. // Bernabé/Javier Lalín

La empresa Agapel Pelting S.L., responsable de la peletera instalada en el pabellón número 5 de la Semana Verde estudia la viabilidad de la puesta en marcha de una granja de cría de visones con los que abastecer su actividad fabril. Por el momento, es solo una idea que técnicos y dirigentes de la firma sopesan y que, de materializarse, les permitiría completar su ciclo de producción. Se trataría de un criadero gestionado por la propia empresa que se instalaría "en la zona", aunque fuera del recinto ferial, según apunta su socio administrador, Manuel García.
Esta nueva actividad supondría "una generación de empleo constante", añade, ya que requeriría la contratación de operarios, en un número que García prefirió no precisar, a espera de concretar las características del proyecto. Lo que sí confirmó es que "a finales del próximo mes de agosto o principios de septiembre", se incorporarán a la peletera más de cuarenta trabajadores para retomar la producción. La actividad en la nave está parada desde el pasado mes debido a la imposibilidad de recibir las pieles, ya que los visones se encuentran en época de cría. La firma se abastece de piezas procedentes de varias granjas gallegas y de países europeos como Holanda y Alemania. Además, el próximo mes de julio prevé recibir material procedente de Uruguay para poder iniciar el proceso fabril a final de verano. A partir de ahí, la actividad en la nave será continua, respetando los períodos de reproducción de los animales.
El objetivo es procesar más de 500.000 pieles en la próxima temporada, que comprendería los meses de agosto de 2012 a mayo de 2013. Supondrá unas 200.000 piezas más que las que se prepararon para la venta desde el pasado noviembre hasta abril. Fueron meses en que la peletera operó con licencia para trabajar en pruebas, y que dedicó a la formación de los operarios –que asesoraron expertos polacos y alemanes– y al ajuste de la maquinaria.
Precisamente la interrupción, obligada ahora por la incompatibilidad del ciclo de cría con el tratamiento de las pieles, será aprovechada por Agapel Pelting también para ultimar la puesta a punto técnica de las instalaciones. La Consellería de Economía e Industria dio luz verde a la petición de la firma de reforzar la línea de suministro eléctrico de la nave número 5 del recinto ferial, ya que la potencia actual es insuficiente para soportar el consumo de la fábrica. El Diario de Galicia publicó ayer la resolución, contra la que cabe recurso de alzada ante el conselleiro, Javier Guerra en un plazo de un mes. Por su parte, la empresa dispone de doce meses para acometer las obras. "Queremos poner un transformador grande, porque el generador que usamos tiene un coste muy alto", explica García.
Por otra parte, Agapel Pelting espera recibir la licencia municipal definitiva para iniciar su actividad. La modificación del Plan Xeral realizada para ampliar los usos de la Semana Verde será aprobada por el pleno el próximo lunes y tendrá que ser ratificada finalmente por la Xunta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Especial Navidad 2019

En estas fiestas, sobran los motivos para brindar con elaboraciones de Galicia, que despiden el año con un gran balance en todos los sentidos