10 de febrero de 2012
10.02.2012
TABEIRÓS - MONTES

Belén Cachafeiro asume la Alcaldía de Forcarei recordando a Raposeiras y rebajando salarios

Tras la promesa de Alejo Vidal como nuevo edil, suma 6 apoyos frente a los 3 de la socialista Ana Doval y a la abstención del BNG

10.02.2012 | 09:54
Los seis ediles del PP, el secretario, la edil del BNG y tres del PSOE guardan el minuto de silencio en torno a la mesa presidida por la foto de David Raposeiras. // Bernabé / Luismy

La popular Belén Cachafeiro asumió en la tarde de ayer la Alcaldía de Forcarei con un emotivo discurso de recuerdo de su predecesor, el recientemente fallecido David Raposeiras, y de anuncio de la que será su primera medida como regidora local: la reducción de las retribuciones de la Alcaldía y de los ediles, que aprobará en el pleno del jueves.
Asimismo, anunció que retomará "los grandes proyectos que tanto le gustaban e hizo posibles David", gestionando "el Concello con la humildad y la honestidad que caracterizó siempre" su "buena disposición" y la de sus sucesivos gobiernos. Tendió la mano al PSOE y al BNG para "mantener un diálogo necesario por el bien del pueblo" y afirmó que agradecerá "la ayuda de los vecinos para poder sacar adelante" Forcarei.
Con estas palabras cerraba un pleno que había arrancado con un minuto de silencio de los seis ediles del PP, tres del PSOEy la del BNG en torno a una mesa presidida por la fotografía del regidor fallecido. Luego, Alejo Vidal Moreno –una apuesta del anterior regidor local– tomó posesión como edil popular, prometiendo su cargo. Acto seguido, siguiendo las indicaciones del secretario municipal, la edil de mayor edad, la socialista Nancy Canabal, presidió el recuento de votos para elegir nuevo alcalde. La candidata popular Belén Cachafeiro se convertía en máxima mandataria local al sumar 6 apoyos frente los 3 de la socialista Ana Doval y a la abstención de la nacionalista Anabel Gulías.
Tras recibir el bastón de mando, Cachafeiro aseguraba estar viviendo "un momento enormemente agridoce" por las "circunstancias tan tristes" precedentes. Evocó el "empuje y el espíritu vital de quien será siempre alcalde de Forcarei en nuestros corazones" a fin de "seguir adelante a pesar de la adversidad". Destacó que la "ausencia" de Raposeiras "empaña hoy este acto e incluso el Concello entero". Recordó las "muchas horas de trabajo y convivencia" con quien le "inició en la vida política local. Mi padrino político, verdaderamente". Aludió a él como "hombre joven que soñó con poder transformar su aldea y su comarca", adaptándola a los nuevos tiempos y que compaginó "como pudo su incipiente vida familiar y el abandono de su carrera profesional" con su actividad política. Subrayó que luchó " con nobleza por sus ideas" dejando "un rastro indeformable de amabilidad, carisma e iniciativa" que "será imposible igualar". Añadió que le tomará como "referente" y que dará continuidad a sus proyectos, peleando "con la misma fuerza" ante los "atrancos" que se presenten. Proclamó que se "dedicará en cuerpo y alma al pueblo de Forcarei intentando que la crisis se note lo menos posible" y que salga de ella "con bien" y "ánimos" para afrontar "nuevos retos".
Por su parte, la socialista Ana Doval avanzó a la alcaldesa que "a lo largo de la legislatura nos va a tener muchas veces enfrente", ejerciendo su labor de "oposición" y de "control al gobierno". Pero apuntó "en todo lo que sea luchar contra la crisis y el paro, nos tendrá al lado". Le pide que "ponga toda su energía en este cometido".
Para ello, contará con la Diputación, según anticipó ayer su presidente, Rafael Louzán, que –al igual que el alcalde de Cerdedo, José Balseiros; vecinos forcaricenses y familiares de Cachafeiro y de Raposeiras– acudió a arropar a la sexta alcaldesa de los 47 concellos que gobierna el PP en la provincia. Louzán aseguró que apoyará "proyectos pendientes con David", como el acceso a la pista de karting de A Madalena o el remate del multiusos de Soutelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores