08 de febrero de 2012
08.02.2012

El Alma do Vento descansa en Lalín

Colocan detrás del consistorio la escultura de piedra donada por la Fundación Feima

08.02.2012 | 09:48
La escultura, ya montada, junto a su autor, José Rocha Pino. // Javier Lalín

La escultura Alma do Vento ocupa el área ajardinada situada en la parte posterior del nuevo consistorio lalinense. La pieza es obra de José Rocha Pino, alumno de la Escola de Canteiros de la Diputación de Pontevedra, y fue donada por la Fundación Feima al Concello por un período de 25 años prorrogables. Su instalación se prolongó durante casi toda la jornada debido a sus grandes dimensiones.

Alma do Vento llegó ayer a Lalín en un transporte especial procedente de la Escola de Canteiros, en Poio. La escultura fue la ganadora del premio gran formato de la beca de la Fundación Feima para el fomento del arte en granito. La institución que dirige Jesús Rey, responsable de la promotora inmobiliaria Bitango, de Madrid, que en su día patrocinó al Club Deportivo Lalín, cedió la obra al Concello de Lalín por 25 años.
Una vez montada, la escultura tiene una altura de 4,3 metros, 2 de ancho y 1,5 de fondo; un peso total de 40.370 kilogramos y una densidad de piedra de 3.000 kilos por m3. Precisamente, sus grandes dimensiones requirieron un dispositivo especial para su transporte y montaje, compuesto por dos camiones para transportar las seis piezas de que se componen, así como una grúa para descargarla y situarla en el emplazamiento elegido, en la parte posterior ajardinada del Castro Tecnolóxico.
El proceso estuvo dirigido y coordinado por el director de la Escola de Canteiros, Enrique Velasco, y por alumnos del centro de formación, entre los que se encontraban José Rocha Pino, autor de la obra, y Francisco Castro, que realizó la escultura de Balbino, inspirada en el personaje de la obra de Xosé Neira Vilas Memorias dun neno labrego e instalada en la calle que, desde diciembre, lleva su nombre. Estuvo presente el edil de Obras, Camilo González Bodaño.
Inauguración, el domingo
La escultura, que representa unas alas esculpidas en granito, será inaugurada el próximo domingo, día 12 de febrero, coincidiendo con la celebración de la XLIV Feira do Cocido, en un acto que se desarrollará a las 10:30 horas, antes del Capítulo Xeral de la Encomenda do Cocido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores