07 de marzo de 2010
07.03.2010

Once médicos de Lalín, el 80% del plantel, cuentan con el cupo de pacientes completo

Silleda presenta la mejor ratio de la zona, con un doctor por cada 1.156 habitantes

07.03.2010 | 07:30
Un paciente, esperando su turno en el ambulatorio lalinense. // Bernabé/Javier Lalín

El Concello de Lalín es el municipio de la comarca dezana con más carga de trabajo sanitaria, ya que once de los 14 médicos de su plantilla, lo que significa casi el 80%, han llegado al límite de su cupo de pacientes y tienen bloqueada la admisión de nuevos usuarios, según se desprende de los datos oficiales de la página web del Servizo Galego de Saúde (Sergas).
Esta situación se agrava por cuanto el PSOE anunció hace semanas que la administración va a amortizar dos plazas de galeno y una de pediatra en el ambulatorio de la capital dezana, circunstancia que genera unas dificultades que motivan las quejas de ciertos usuarios.
De este modo, el concello lalinense cuenta con 14 médicos, de los que sólo tres admiten nuevas cartillas, y dos pediatras, lo que se traduce en una ratio de un profesional por cada 1.328 habitantes, dato que por cierto está por debajo del parámetro recomendado por la Consellería de Sanidade, fijado en un máximo de 1.500.
En cuanto a la situación de la comarca, el Sergas cuenta con una treintena de médicos, algunos de los cuales atienden en más de un consultorio, y cuatro pediatras en sus ocho centros, los seis de las capitales más los de A Bandeira y Merza. En total, 16 de los médicos tienen completo su cupo de pacientes, por lo que sólo menos de la mitad aceptan incorporaciones.
La mejor situación aparece en Silleda, que dispone de cinco médicos en la capital, dos en A Bandeira y un pediatra compartido, lo que supone un parámetro de un galeno por cada 1.156 residentes. Además, dos profesionales de la capital y los dos de A Bandeira tienen huecos.
Por su parte, en Vila de Cruces la ratio de atención se fija en un médico por cada 1.295 personas, lo que supone también un dato mejor que el de Lalín, que carece de centros periféricos, pese a que se pidieron en su día, como sus dos municipios vecinos. En Cruces hay cuatro galenos y un pediatra.
Finalmente, las peores cifras, por debajo de las recomendaciones, se registran en los tres concellos menos poblados. Rodeiro y Agolada superan, con sus dos médicos cada uno, la atención por cada 1.500 vecinos y en Dozón la ratio se eleva a un galeno para sus 1.827 vecinos empadronados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook