05 de marzo de 2010
05.03.2010

Rey elude el debate sobre el precio del agua y todavía no contactó con la concesionaria durante este año

Espina y Delfín pasará al cobro el primer trimestre con una subida por definir

05.03.2010 | 07:30

El gobierno de Silleda mantiene aparcado el debate sobre el precio del agua desde su toma de posesión. En estos más de cuatro meses tan sólo mantuvo dos conversaciones con la concesionaria y ninguna en lo que va de año para avanzar en la rebaja de unas tarifas muy elevadas, y que se incrementarán con la subida anual. Espina y Delfín tiene previsto pasar al cobro el primer trimestre con un aumento similar al del año pasado, aunque el porcentaje todavía está por definir y debe ser ratificado después por el ejecutivo de Ofelia Rey.
El gobierno rehusó estos días aclarar si existía algún avance o una propuesta a la empresa de reducción del recibo que, en todo caso debía remontarse a último encuentro de la alcaldesa con representantes de la concesionaria, que tuvo lugar a finales del año pasado. En estos más de 60 días ni siquiera existen conversaciones. Mientras tanto, los vecinos deberán asumir una subida en el recibo que no será muy superior a la reclamada el año pasado [8,15%], puesto que el cálculo de la concesionaria sobre el aumento de los precios está vinculado en parte al IPC. Cabe recordar que la última repercusión en las tasas del agua, la concesionaria propuso un 8,15% más para el servicio de abastecimiento y el 7,20 para el saneamiento.
Pero el gobierno silledense no sólo deberá plantear si hace efectiva la subida sin ningún tipo de propuesta de futuro. El grupo de Rey deberá hacer frente a las liquidaciones de los años 2008 y 2009, a cuyos fondos la empresa no está dispuesta a renunciar. Pese a que por el momento estas subidas no fueron repercutidas en los recibos a los ciudadanos, Espina y Delfín sí tiene la intención de ingresar unos fondos que le corresponden con arreglo al contrato vigente y reclamará estas facturas al concello.
El BNG, que esta semana advirtió de otra subida de hasta un 30% si la Xunta aprobaba el nuevo canon, reclamará a Rey en el pleno de este mes que haga pública su propuesta para rebajar las tarifas. Su portavoz, Matías Rodríguez da Torre, entiende que el ejecutivo debe informar si prevé ampliar el contrato a Espina y Delfín o si dejará concluir la concesión. Pero tampoco descarta pedir un pleno extraordinario si Rey no se pronuncia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook