03 de marzo de 2010
03.03.2010

El paro retrocede en las comarcas pese al alza registrada en Lalín, Silleda y A Estrada

La capital dezana lidera el aumento del desempleo con 21 parados más el pasado mes de febrero

03.03.2010 | 07:30

El desempleo retrocedió tímidamente en las comarcas de Deza y Tabeirós-Montes durante el pasado mes de febrero, según los datos oficiales de la Consellería de Traballo, que revela que la lista global del Inem cuenta con dos personas más. Además, el descenso del paro cuenta con un componente especial, ya que se ha producido pese a los malos números de Lalín, Silleda y A Estrada, los tres concellos más poblados y los que ejercen de motor económica en la zona.
De hecho, estos tres municipios son los únicos en los que aumentó el paro, al igual que en el resto de España y en Galicia, durante el pasado febrero, ya que los tres seis concellos de la zona consiguieron rebajar el desempleo. La capital dezana lideró en esta ocasión la creación de desempleo con 21 parados más, lo que provoca que supere el listón de las 1.400 personas sin puesto de trabajo.
En el lado contrario de la balanza figuran Vila de Cruces, Forcarei y Cerdedo, que han encabezado la recuperación laboral de las comarcas gracias a una reducción conjunta de casi 30 personas de las listas del Inem.
En todo caso, ambas comarcas se mantienen por encima de los 4.800 desempleados, aunque en esta ocasión no se ha logrado una cifra de récord negativo, que se marcó el pasado enero con 4.807 parados.
En cuanto a la problemática del paro en la zona, cabe señalar que está afectando ya a más hombres que a mujeres en casi todos los casos. Esta circunstancia se produce en la comarca dezana tanto en los menores como los mayores de 25 años de edad y en la de Tabeirós-Montes en el grupo de los que no alcanzan el cuarto de siglo.
Ya por sectores, se confirma el mal momento de la construcción que además parece no tener final, ya que la cifra de parados en este ramo ya supera las 1.050 personas entre los nueve municipios y se sitúa bastante por encima del sector industrial, algo que no era habitual en años anteriores. Eso sí, el campo más afectado es el del sector servicios, que aglutina a más de 2.000 parados de ambas comarcas. También hay más de 600 personas en el paro que nunca trabajaron y carecen de experiencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook