31 de diciembre de 2009
31.12.2009

La patronal pide que la reforma de la Lei do Solo permita cambios de actividad en negocios del rural

Defiende que industrias y establecimientos en suelo rústico y con licencia puedan variar su actividad o iniciar una nueva

01.01.2010 | 23:01
Actividad en una empresa de A Estrada.

La Asociación Comarcal de Empresarios (ACE) de A Estrada, colectivo que representa a la patronal del municipio, comunicó en la pasada jornada su deseo de realizar una aportación a la inminente reforma de la Ley 9/2002 de 30 de diciembre de Ordenación Urbanística y Protección del Medio Rural de Galicia. El colectivo quiso referirse a una cuestión que entiende "crucial" en el futuro desarrollo de este texto legal en lo que concierne a aspectos de carácter industrial y comercial. En concreto, solicita que la reforma de la Lei do Solo permita los cambios de actividad en negocios asentados en el término rural, aspecto que, según recordó el presidente de la ACE, el industrial Gonzalo Figueiras, no permite la legislación actual.
La asociación estradense de empresarios indica que la disposición transitoria cuarta de la citada ley, relativa al régimen de autorizaciones y licencias otorgadas en suelo rústico y suelo de núcleo rural señala que "las construcciones concluidas antes de la entrada en vigor de la presente Ley que se ejecutaron al amparo de la preceptiva licencia urbanística municipal podrán mantener su uso autorizado aún cuando no cumplan las condiciones establecidas en esta Ley. Asimismo, podrán ser autorizadas obras de mejora y reforma y, en casos justificados, obras de ampliación hasta un máximo del 10 por 100 de la superficie edificada originaria". Tras apuntar que en otro apartado de la ley se definen claramente los usos y actividades posibles en suelo rústico, lo que pretende la ACE es que se amplíe la expresión "mantener el uso autorizado", de tal manera que los negocios establecidos en este ámbito y con licencia puedan cambiar de actividad o desarrollar una nueva si así lo desean.
La patronal local afirma que no se está refiriendo con esta propuesta únicamente a las naves industriales, sino que piensa en las tabernas de aldea, peluquerías, restaurantes o tiendas de diversa índole, entre otros muchos ejemplos. "Lo decimos desde A Estrada, municipio eminentemente rural, con más de 50 parroquias y más de 480 núcleos de población", destacó ayer esta asociación empresarial.
El colectivo quiso referirse también a la actual situación de crisis económica y se preguntó "por qué un local donde está establecida una peluquería, con licencia, no se puede montar una tienda?". Este interrogante pretende poner de manifiesto que si este negocio puede ser el medio de vida de una familia, consideran oportuno que pueda variar su actividad en el caso de que así lo estime conveniente o necesario. En esta línea, el presidente de la ACE manifestó que, si no se permite este cambio de actividad quedaría condenada la inversión realizada por el empresario en cuestión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook