24 de julio de 2008
24.07.2008

Lalin exige a Fomento una docena de intervenciones viarias pendientes

24.07.2008 | 02:00
Camilo González Bodaño hace hincapié en el abandono del área recreativa en Pozo Negro.

El gobierno local reclama las aceras en Bendoiro o la circunvalación desde la N-525 hasta Lalín 2000

El Ministerio de Fomento aún no ha realizado una docena de intervenciones en la N-525 y la N-640, carreteras de su titularidad, al paso de éstas por Lalín, según recordó ayer el concejal de Obras e Servizos Municipais, Camilo González Bodaño. Muchas de las peticiones, que el PP recopila en una moción para el próximo pleno, "retrotráense a varios anos atrás, e a súa execución pediuse en reiteradas ocasións", señala el edil.
Durante una visita a la zona de Pozo Negro el también primer teniente de alcalde hacía constar el mal estado del antiguo trazado de la N-525, "con baches de considerables dimensións pola falta de mantemento do vial", y que en muchos puntos está reducido a un carril por la invasión de la maleza, "que nalgúns puntos pode causar accidentes porque son zonas escarpadas e non hai vallas quitamedos". Cubierta de maleza también se encuentra el área recreativa, que incluso dispone de una barbacoa y mesas de piedra, "e que podería empregarse nunha zona de descanso dos viaxeiros". Bodaño urge a Fomento su arreglo "porque é unha vía moi utilizada para acceder ás fincas, e en caso de que haxa un accidente n N-525 esta estrada non está en condicións de asumir o tráfico".
El PP recuerda a Fomento otras cinco actuaciones aún por realizar, como la construcción de aceras entre As Queimadas y el polígono Lalín 2000, así como en Bendoiro, "pois había un problema de rasantes cos propietarios dos edificios, e aínda estamos á espera de que se resolva" y para lo que ni está anunciado el inicio de los trabajos, paralizados hace meses. El PP local demanda, además, el enlosado en Alto da Pena y Borralla o la construcción de carriles lentos hasta Ponte Ulla, prometidos ya por el gobierno socialista estatal en la anterior legislatura.

Avenida de Bos Aires
La diferencia de rasantes también había causa problemas a los vecinos de la Avenida de Buenos Aires, ya que el pavimento de la N-525 a su paso por la calle quedaba más alto que las aceras "e durante o inverno éntralles auga nas casas". En 2004, el concello inicia los trámites para pedir la cesión del tramo entre la Rúa F y la rotonda de Feás, "e hoxe aínda non temos noticias", pese que en 2006 la Demarcación de Carreteras anunciaba que el traspaso se formalizaría al año siguiente.
El desgaste de la Avenida de Bos Aires se debe, en parte, a la inexistencia de la circunvalación exterior que conectaría la N-525 desde la rotonda de acceso de la Catasós "pasando por Goiás e Sello, de maneira que conectaría coa estrada de Brántega e a PO-533" hasta el parque Lalín 2000. El proyecto se hace más necesario ahora, con la puesta en marche del polígono de Catasós.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook