25 de abril de 2020
25.04.2020
Faro de Vigo

Los bateeiros sufren retrasos en el cobro de su mejillón a causa del estado de alarma

Las descargas continúan en los diferentes muelles gallegos, a pesar de la incidencia de las biotoxinas marinas y el Covid-19 -Los viveros abiertos siguen despachando producto

25.04.2020 | 01:38

Los bateeiros gallegos, aunque con limitaciones, mantienen las descargas. El mejillón se ha convertido en uno de los productos más demandados en plena pandemia por el Covid-19, ya que se trata de un alimento sano, nutritivo y económico.

Pero a pesar de tratarse de un sector esencial, debe hacer frente a algunos problemas, como son el robo de semilla registrado en las últimas semanas, la presencia de biotoxinas marinas y los "retrasos considerables" a la hora de cobrar su mercancía, achacados a las dificultades organizativas que pueden derivarse del estado de alarma en el país.

Respecto a esto último, se trata de un problema que no es, ni mucho menos, generalizado. Aunque también es cierto que la preocupación parece ir en aumento.

EN DIRECTO


Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad




Indican los mejilloneros, consultados a pie de puerto, que ya hay una considerable cantidad de productores y/o asociaciones de bateeiros de diferentes puntos de la comunidad que padecen las consecuencias de esos retrasos.

Los hay que hablan de "entre quince días y un mes de espera para poder cobrar los pedidos que hemos servido".

Como también quienes señalan que "las cantidades que nos adeuda ya son millonarias", aunque sin concretar la cifra.

Depuradores y cocederos

Lo cierto es que la situación afecta al conjunto de la cadena mar-industria, pues si hay depuradoras o cocederos de moluscos que tardan más de lo habitual en pagar el "oro negro" de batea a los productores, no es menos cierto que esas empresas comercializadoras y transformadoras también sufren retrasos en el momento de cobrar la mercancía entregada a sus clientes.

Sea como fuere, la actividad extractiva continúa, pues como se dijo al principio, el mejillón es uno de los productos más recomendables durante el estado de alarma.

Y eso a pesar de las limitaciones que provoca el episodio tóxico primaveral que actualmente afecta a todas las rías gallegas.




Según el Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino (Intecmar), a media mañana de ayer había 31 polígonos bateeiros cerrados debido a esa presencia de toxinas, en esta ocasión del género lipofílico. Esto supone que el sector aún dispone de una veintena de polígonos aptos para la extracción venta y consumo.

Parques cerrados

Según el citado informe, no se puede sacar mejillón de las bateas de las rías de Ares-Betanzos, Pontevedra, Baiona y Muros-Noia, ya que todas ellas están cerradas, a la espera de que se reduzcan los niveles de toxicidad y pueda retomarse la actividad.

Pero sí hay parques flotantes disponibles en Vigo, con seis polígonos cerrados y otros tantos abiertos, y en Arousa, con diez clausurados y trece en activo.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia