25 de marzo de 2020
25.03.2020
Faro de Vigo

La crisis del Covid-19 siembra de incertidumbre la campaña de la xarda

25.03.2020 | 05:41

La flota de Cambados y O Grove desplazada a puertos del Cantábrico para la captura de la xarda afronta la que, sin duda, es su campaña más atípica y que va a estar marcada por la situación de alarma nacional en la que se encuentra todo el territorio español.
Las dos primeras jornadas de capturas no han sido malas, ya que los barcos llevan encaminados los topes semanales, pero el primer problema se lo han encontrado a la hora de llegar a puerto, donde la movilidad está seriamente restringida. El segundo contratiempo se lo han encontrado con el precio al que se ha comercializado la "xarda", 0,5 el kilogramo, una cantidad irrisoria para conseguir que la marea se ajuste a las expectativas con las que se partió desde la ría de Arousa.
"Para un barco que se desplaza hasta el Cantábrico, todo lo que sea bajar de 0,80 euros, es una catástrofe, y mucho me temo que la cosa no va a cambiar debido a la situación que estamos viviendo por culpa del coronavirus", explicaba ayer el patrón mayor de la Cofradía de Cambados, Ruperto Costa. Como contrapunto de estos precios, Costa pone como ejemplo lo ocurrido el pasado año, en una campaña que fue muy buena para los barcos que se acercaron al Cantábrico, "vendiendo a entre 1,00 y 1,20, un valor bastante bueno, pero no parece que en esta campaña vaya a ser así".
La cuota fijada para esta campaña contempla la extracción de 2.000 kilogramos por tripulante hasta un máximo de 10.000 por embarcación a la semana, y con el ritmo de extracción que tuvieron en la primera jornada, se considera que no va a resultar difícil alcanzar esas cifras, eso sí, su comercialización va a ser otro cantar.
Otra de las grandes incógnitas que tiene el sector es como va a ser la movilidad. Todos los tripulantes de las 21 embarcaciones de la comarca que están en los puertos del Cantábrico se han encontrado con importantes restricciones a la hora de moverse por la zona. "Llegar desde el muelle hasta la casa que tienen alquilada no les está resultando sencillo", explica Costa, e incluso, la tripulación de dos barcos tuvo problemas para llegar.
Desde la Cofradía de Cambados están expidiendo certificados de trabajo para todos los tripulantes de las once embarcaciones que se encuentran en el Cantábrico, pero Costa reconoce que "no va a resultar sencillo que puedan moverse por la zona, o incluso regresar, quedando un poco en manos de la autoridad con la que tropiecen".
Tanto Costa como Otero insisten en el hecho de que los cinco tripulantes que viajan en cada barco están "en contacto permanente unos con otros, por lo que no tiene mucho sentido que, si desean regresar a casa un fin de semana, tengan que venirse en coches diferentes".
El patrón mayor de Cambados no duda en reconocer que "existen demasiados obstáculos para que esta campaña pueda ser todo lo buena que nos gustaría, y sobre todo, va a ser una campaña cargada de incertidumbres por una situación que nos impide parar, al ser un producto de primera necesidad, pero que también nos pone todo tipo de trabas para que los marineros puedan desarrollar su trabajo de la mejor manera posible".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia