04 de marzo de 2020
04.03.2020
Faro de Vigo
Moción de censura en Catoira
"Nadie debe alarmarse porque dos partidos constitucionalistas gobiernen juntos", proclama Iván Caamaño

Las cúpulas de PSOE y PP desautorizan la operación, gestada sin permiso a nivel local

Socialistas y conservadores catoirenses arriesgan a un expediente y a la expulsión, pero parece darles igual

04.03.2020 | 05:02
Iván Caamaño y Alberto García, tras presentar la moción de censura ante los medios de comunicación.

La decisión de presentar una moción de censura en Catoira contra el BNG y formar un gobierno de coalición participado por PSOE y PP fue tomada por las agrupaciones locales de ambas formaciones. Los máximos responsables de estos partidos a nivel provincial y autonómico sabían de la operación, pero no solo no la arroparon, sino que, en algún caso, trataron de frenarla, la bloquearon lo máximo posible y ayer, cuando los impulsores de la misma la sacaron a la a luz, la desautorizaron.

Tanto el joven y recién llegado Iván Caamaño, líder del PP vikingo, como el veterano político Alberto García, candidato del PSOE local, declararon que los barones de sus formaciones deben respetar la decisión que tomaron. Y en cierto modo reconocen que les da igual que puedan expedientarlos o incluso expulsarlos de sus respectivos partidos.

Iván Caamaño y Alberto García. // Abella

En el caso del PP, Iván Caamaño informó a la cúpula de su formación sobre este movimiento político. Pero decidió dar el paso sin tener la "bendición" de los barones conservadores, quienes, como mal menor, habrían preferido posponer esta alianza con el PSOE hasta después de las elecciones autonómicas.

De hecho, la moción de censura iba a presentarse el mes pasado e iba a ser tratada por el pleno de la Corporación el 17 de febrero. Pero, por distintas razones, entre ellas las presiones de la cúpula del PP, todo se ha dilatado hasta que los promotores de la medida no han podido, o no han querido, posponerla más.

De ahí que ayer la hicieran oficial y que la sesión plenaria para aprobarla vaya a celebrarse el día 17. "Y nadie debe alarmarse porque dos partidos constitucionalistas como PSOE y PP gobiernen juntos", proclama Iván Caamaño.

En cualquier caso, el que será alcalde catoirense a partir de otoño de 2021 confía en que los máximos responsables de su partido en Galicia respeten y acaten esta decisión de formar gobierno con el PSOE, dejando claro que "no se trata de apoyar a los socialistas, sino de gobernar en coalición con ellos, pensando siempre en lo mejor para nuestro pueblo".



"Es una victoria para el PP"

Cree Caamaño que "el PP de Galicia debe alegrarse porque va a poder gobernar en un 'municipio rojo', donde nunca lo había hecho con anterioridad, y porque vamos a apartar del poder a un alcalde -el nacionalista Xoán Castaño- que estaba siendo un lastre para los vecinos, de ahí que sobren los motivos para presentar esta moción".

Llega incluso a decir que esta operación "es un éxito del PP", a lo que añade que "los vecinos van a experimentar una notable mejoría en la forma de gobernar". Y si por presentar la moción deciden expulsarlos del partido, "pues la aceptaré; no me gustaría, porque soy del PP, pero si mis dirigentes toman esa decisión la asumiré y lo dejaré".

Para explicar por qué en la campaña electoral se convirtió en el azote de Alberto García y ahora se alía con él, Caamaño resalta que "en Catoira todos pedíamos y queríamos un cambio, ya que Alberto García no lo estaba haciendo bien; eso fue lo que nos llevó a apoyar al BNG, que en poco tiempo nos demostró que es incapaz de cumplir las expectativas y que no responde a lo que reclaman los ciudadanos".

Es por ello que "el cambio que exigíamos sigue siendo necesario, y eso es lo que buscamos ahora al gobernar conjuntamente con el PSOE, ya que trabajaremos juntos, nos vigilaremos y nos exigiremos para que todo funcione como los vecinos se merecen y dar a Catoira el cambio prometido".

De este modo, "desde el PP haremos que el PSOE corrija las cosas que hizo mal en los últimos años, ofreciendo a Alberto García una salida digna para que demuestre que puede ser mejor alcalde de lo que fue".

En cuanto a lo sucedido con el PSOE, más de lo mismo. Alberto García reconoció ayer que la decisión de aliarse con el PP para esta moción de censura fue tomada, precisamente, en la agrupación local, llegando a decir que los órganos de dirección de su partido en la provincia y Galicia, aún siendo conocedores de este movimiento, ni siquiera le habían preguntado por ello.

El curtido socialista vikingo, que ya estuvo más de tres décadas en la Alcaldía que va a recuperar el día 17, dice no temer posibles sanciones o expedientes, llegando a plantear que, en cierto modo, le da igual lo que opine la cúpula del PSOE, pues está convencido de que la moción de censura es la única vía. Por eso resalta que "la decisión está tomada, y así debe ser por el bien de los catoirenses".


Si lo expedientan o expulsan "pues habrá que aceptarlo, pero el PSOE no intervino antes ni ahora, ni criticó ni apoyó, y por tanto la agrupación local es la que tiene autonomía suficiente para presentar esta moción de censura".

Abvierte García de que no se debe solo a su partido, "sino a los ciudadanos de mi pueblo, y por tanto cualquier intervención del partido en estas cosas sería una intromisión, ya que somos libres de actuar y tomar las decisiones más convenientes para los catoirenses".

Terminó diciendo: "No temo que me expulsen porque llevo más de cuarenta años militando en el PSOE y ya no me afectan estas cosas; siempre trabajé para los vecinos y seguiré haciéndolo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


LA MEJOR INFORMACIÓN, CERCA DE TI


FARO te ofrece un nuevo servicio de pasatiempos y juegos online

Disfruta desde tu ordenador o tu móvil de más de un centenar de retos como crucigramas o sudokus