04 de diciembre de 2019
04.12.2019

Las ONG de Vilagarcía reparten "kits" de abrigo, cenas calientes y amplían horarios

Concello, Cáritas y Cruz Roja activan el dispositivo de frío - Las entidades se afanan para hacer más agradables las Navidades a las personas que peor lo están pasando

04.12.2019 | 02:32

Maridaje de ilusión y solidaridad en Vilagarcía. Se acercan las Navidades y muchas familias no pueden comprar menús especiales para Nochebuena ni tampoco regalos de Reyes para los más pequeños de la casa. Algunas personas ni siquiera tienen un hogar en el que pasar estas fechas. Sabedores de que la demanda de ayuda social continúa siendo muy importante, las ONG de la capital arousana se afanan estos días para intentar hacer más agradables las Navidades a las personas o familias en riesgo o situación de exclusión social, ya sea empaquetando juguetes o alimentos navideños para repartir entre los domicilios, organizando almuerzos extraordinarios en el comedor social en Nochebuena y Fin de Año, o simplemente teniendo el detalle de dejar unos turrones en la mesilla de noche de los usuarios del albergue de transeúntes.

Además, las entidades sociales, en colaboración con el Ayuntamiento de Vilagarcía, han activado el protocolo de actuación contra el frío. Aunque no nos encontramos en una ola de frío como tal (ni por las temperaturas ni por los días de duración), esta semana el mercurio ha descendido notablemente tras el parón de las lluvias, por lo que Cáritas Interparroquial de Arousa comenzó a repartir mantas entre los usuarios y a completar el bocadillo y el café de las cenas del comedor social con platos calientes de sopa o caldo.

Por su parte, Cruz Roja ya empezó con anterioridad a repartir "kits" de abrigo entre las personas sin techo que se alojan en el albergue de la Praza da Constitución. Fue durante el desapacible mes de noviembre, repleto de viento y lluvia. Así, los transeúntes reciben desde entonces guantes, una braga para el cuello (tipo bufanda), calcetines y camiseta térmica.

Además, desde los últimos temporales, el albergue amplió su horario, permitiendo la entrada a las 20.30 horas (en vez de a las 21.00) y la salida a las 9.30 (en vez de a las 9.00), señalan fuentes de Cruz Roja.

Cuatro transeúntes ahora

Sus instalaciones cuentan con una capacidad de diez plazas. Si bien durante la primera quincena de noviembre la ocupación fue elevada, con entre 7 y 9 personas diarias pernoctando, desde mediados de mes la demanda descendió casi a la mitad: el lunes pasaron la noche en el albergue de Vilagarcía cinco transeúntes y ayer iban a hacerlo cuatro. Por tanto los datos facilitados por Cruz Roja demuestran que el descenso de temperaturas no influye en la ocupación del albergue.

La concejala de Servicios Sociales, Tania García, señala que el protocolo de frío elaborado hace unos años junto con las entidades sociales del municipio ya está activo en previsión de que, en caso de llegar una ola de frío, la maquinaria esté perfectamente engrasada y no coja a nadie desprevenido. "Estamos en permanente contacto y coordinación, y a efectos preventivos, las entidades sociales ya comenzaron a repartir mantas y ropa de frío", apuntan desde el Concello.

La colonia venezolana

Con respecto al periodo navideño, el comedor de Cáritas no cerrará ningún día. El director de la ONG en Arousa, Francisco Fernández, confirma que al igual que en años anteriores será la Escola de Hostelería la que se encargará de cocinar los menús del 24 y 31 de diciembre a mediodía y que el 25 y el 1 también habrá comedor.

Actualmente comen en el local de Cáritas unas 40 personas diarias. La hora del desayuno es la menos concurrida, con una decena de usuarios, y por las noches las cenas concentran a une veintena de personas.

También en la Casa de San Cibrán (actualmente casi al completo, con 14 de 15 plazas cubiertas) se hacen menús especiales, se toman dulces navideños y las uvas para terminar el año.

Con respecto a la demanda de ayuda, "cada vez hay más gente el riesgo de exclusión", asevera el responsable de Cáritas. Entre los nuevos perfiles, destacan las familias procedentes de Venezuela.

En Amigos de Galicia también están volcados con las personas más desfavorecidas. Prevén entregar juguetes nuevos a más de 2.000 niños gallegos (un centenar de ellos en O Salnés) y paquetes especiales de productos navideños (con un pollo para Nochebuena) a 2.159 familias, 243 de ellas en los municipios arousanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Especial Navidad 2019

En estas fiestas, sobran los motivos para brindar con elaboraciones de Galicia, que despiden el año con un gran balance en todos los sentidos