15 de noviembre de 2019
15.11.2019
Preocupación entre los peatones

Buscan a un joven que atropelló con su patinete eléctrico a una niña de seis años en Vilagarcía

La familia pide ayuda a posibles testigos para tramitar la denuncia

15.11.2019 | 10:20
El lugar en el que se produjo el atropello.

Una niña de seis años fue atropellada en la tarde de ayer por un joven que avanzaba en un patinete eléctrico por una zona peatonal de Vilagarcía. La menor, que sufrió un traumatismo craneal como consecuencia del impacto y la caída, permanece a estas horas bajo observación, después de haber sido atendida en la unidad de Urgencias del Hospital do Salnés.

Su familia solicita ayuda para identificar al autor del atropello y presentar la correspondiente denuncia, ya que se desentendió de cualquier responsabilidad cuando decidió huir del lugar, ante los reproches que le hacían los ciudadanos que se congregaron en el mismo a raíz del suceso.

El padre de la niña, que estaba acompañada en aquel momento de otra joven de edad similar y las madres de ambas, explica que el conductor del patinete "era un joven de unos 20e años, delgado y moreno, parece que de nacionalidad sudamericana". "Solo con esta descripción, en la Policía Local me dijeron que no podían hacer nada, por lo que pedimos colaboración, por si alguien conoce al autor del atropello y puede darnos alguna pista, para así tramitar la denuncia ante la Policía Nacional".

Todo sucedió en la confluencia de la plaza de Galicia y la calle Alcalde Rey Daviña, en pleno centro urbano de la ciudad vilagarciana. Fue a media tarde cuando la niña de 6 años resultó violentamente golpeada por el patinete y se fue al suelo, al igual que cayó el piloto del artefacto.

Culpó a la menor

Cuando este se incorporó y empezó a escuchar los reproches de los allí presentes, quienes alegaban que circulaba a "excesiva velocidad", el joven se limitó a culpar a la menor, diciendo que "se había metido delante". Así que, sin más explicaciones, salió huyendo del lugar, haciendo caso omiso a las indicaciones de un hombre presente en la escena que le pedía que se quedara hasta la llegada de la policía. "Lo que queremos es averiguar quién es el autor del atropello y presentar denuncia, para que se tomen medidas y no vuelva a ocurrir algo así", explica el padre de la víctima.

Reclaman la intervención del Concello

"Pero también pedimos -añade- que el Concello y la policía se tomen esto en serio y adopten medidas de una vez por todas, antes de que ocurra una desgracia mayor, ya que cada vez son más los patinetes que circulan por las calles peatonales y aceras, a veces a altas velocidades, poniendo en riesgo la vida de los ciudadanos, sobre todo la de niños, mayores y personas de movilidad reducida".

De este modo se reabre un viejo debate que, quizás, nunca se cerró del todo, por lo que aflora cada vez que se produce un incidente de estas características con esos Vehículos de Movilidad Personal (VMT) entre los que se encuentran los patinetes eléctricos. Aunque en realidad podría hablarse de "falsos patinetes", ya que en muchos casos son vehículos que, por su apariencia y potencia, parecen más un ciclomotor que un VMT, aunque tampoco se pueden considerar como tal.

Lo cierto es que son muchos los ciudadanos que ven amenazada su integridad física a causa de la conducta imprudente de algunos pilotos de esos artilugios, cada vez más presentes en el día a día de los núcleos urbanos.

Es por ello que el accidente ocurrido esta vez en Vilagarcía hace que, de nuevo, se escuchen las voces críticas y preocupadas de cuantos exigen el establecimiento de medidas "claras y contundentes", mediante las que regular el uso de los patinetes eléctricos y establecer "sanciones duras" para quienes infringen las normas de circulación o ponen en riesgo la vida de los demás.



Antecedentes

Los problemas que generan los patinetes eléctricos no son nuevos, de ahí que cada vez sean más los incidentes protagonizados por estos artefactos que llegan a la vía judicial. El pasado mes de septiembre, sin ir más lejos, el juzgado de lo Penal número 2 de Pontevedra dictó una sentencia que pone de manifiesto la necesidad de contar cuanto antes con una regulación específica de los conocidos como Vehículos de Movilidad Personal (VMT), y especialmente sobre los patinetes eléctricos.

El citado juzgado absolvió entonces al conductor de uno de estos vehículos que había sido investigado por la vía penal por conducir sin carné. La magistrada lo exonera, literalmente, por "la falta de regulación normativa en vigor de estos vehículos".

Un caso anterior ocurrido en Vigo, investigado también por la vía penal, fue elevado a la Fiscalía de Seguridad Vial, al igual que hay otro en trámite en el juzgado de Cambados, relacionado con un conductor que circulaba en uno de estos patinetes simulados bajo los efectos del alcohol.

Sin carné, en Vilagarcía

El primero de los tres está relacionado con algo sucedido también en Vilagarcía de Arousa, durante la madrugada del 2 de julio, cuando un joven de 22 años y con dos antecedentes por delitos contra la seguridad vial fue interceptado por agentes de la Policía Local mientras circulaba en su "vehículo ciclomotor eléctrico", de marca "Citycoco" y modelo "Las Mille".

Se le investigó por la vía penal por circular sin carné en vehículo a motor, pero, como queda dicho, el juzgado de lo Penal 2 dictó sentencia absolutoria, porque no quedó acreditado que "el vehículo que conducía el acusado requiera permiso de conducción para su circulación en vías públicas", al tratarse de "un vehículo de los llamados de movilidad personal" cuya catalogación comunitaria "no ha sido traspuesta a nuestra legislación nacional".

En un limbo legal

Así pues, la instrucción permite entrever cierto vacío legal que hace más que evidente la necesidad de "una normativa específica sobre estos vehículos", ya que, hasta ese momento, advertía la jueza en la mentada sentencia, "no puede determinarse que el vehículo eléctrico (VMP) en el que circulaba el acusado pueda equipararse al ciclomotor de dos ruedas", cuyo uso sí está regulados por las leyes españolas.

La magistrada incidía en que "la falta de normativa aprobada en esta materia sobre las licencias para conducir VMP impide que pueda equipararse" el uso de estos vehículos eléctricos al de los ciclomotores.

Actuaciones anteriores en la ciudad

Sea como fuere, el caso de este conductor quizás no sea equiparable al registrado ayer en Vilagarcía, ya que, evidentemente, no es lo mismo conducir sin permiso uno de estos artilugios que arrollar a una persona, esta vez una menor.

En lo que sí parecen coincidir es en la necesidad de regular su utilización y adoptar medidas policiales para garantizar la seguridad ciudadana.

A este respecto, puede recordarse que el pasado mes de marzo la Policía Local Vilagarcía requisaba varios patinetes eléctricos que, al parecer, ponían en riesgo la seguridad de los peatones. En el barrio de O Piñeiriño, por ejemplo, los agentes interceptaron uno de esos vehículos, explicando a posteriori que se devuelve al propietario "cuando se compromete a usarlo en zonas privadas, pues ahora mismo un patinete no puede circular por la vía pública".

En la Policía vilagarciana explicaban que "se podría equiparar con una moto de cross, que tampoco se puede matricular, por lo que podríamos decir que los patinetes están en un limbo legal".

Como se aclaraba en aquel momento en FARO, los agentes no pueden multar a los conductores de estos patinetes por exceso de velocidad, pues para ello necesitarían una confirmación. De ahí que deban limitarse a interceptar a los pilotos "cuando circulan de forma peligrosa por la vía pública".

Clases de conducción en las autoescuelas

Es más que evidente que el uso de estos vehículos genera un debate cada vez más intentos. Hace un mes, el diario decano de la prensa nacional publicaba que en las últimas semanas responsables de varias autoescuelas habían mantenido reuniones para valorar la posibilidad de ofertar cursos de conducción de patinetes eléctricos, sabedores de que se trata de una línea de negocio interesante para ellos, visto el auge de estos artilugios de dos ruedas.

Andrés Bugallo, director y profesor de la autoescuela viguesa FARO, explicaba que "es necesario enseñar a conducir bien los patinetes", consciente de que muchos de los usuarios de estos innovadores dispositivos de movilidad urbana cometen errores o irresponsabilidades que podrían poner en riesgo su seguridad y la de otros vehículos y peatones.

Sin embargo, la nueva oferta formativa que planean las autoescuelas está a expensas de que se aclare la legislación vigente sobre los patinetes eléctricos. La DGT trabaja en la aprobación de un Real Decreto que regule la circulación de esos Vehículos de Movilidad Personal (VMP), pero todavía no hay plazo para su entrada en vigor. Aunque se sabe que establecerá en 25 kilómetros por hora la velocidad máxima, que no será obligatorio matricularlos o que no estarán obligados a contratar un seguro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia