09 de octubre de 2019
09.10.2019

Suministro afectado por los caballos de monte

09.10.2019 | 02:18

El Concello de Ribadumia hace un análisis al año. En este 2019 se controlaron diez manantiales, y todos ellos fueron declarados aptos para el consumo. El Ayuntamiento de Vilanova realiza muestreos semestrales. Valga es otra de las localidades que analizan sus fuentes. En el último muestreo, se declaró potable el agua de ocho (Casaldeirigo, Louro, Magariños, Beiro, Ferreirós, Vilarello, Medela y el depósito de Xanza). Pero hubo otras 36 fuentes cuyo agua no superó los estándares establecidos en la legislación.

A Illa controla el agua de la fuente de Palmeira, aunque ya hace muchos años que no es apta para el consumo humano. Meaño realiza también controles periódicos sobre sus casi medio centenar de fuentes, y en el Concello de Cambados han asegurado que también ellos encargan analíticas.

Meis es otro de los municipios que vigila habitualmente el suministro de los manantiales. Hay un funcionario que recoge muestras tanto de estas fuentes como de la "traída", y las remite a un laboratorio. A modo de curiosidad, la alcaldesa cuenta que hay cerca de la cumbre del monte Castrove una fuente cuyo agua no es salubre. "Lo normal sería pensar que ese agua es excelente, pero no". La causa de la contaminación son las heces de los caballos criados en libertad. En torno a la mitad de las fuentes de Meis no dan agua salubre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia