09 de septiembre de 2019
09.09.2019

San Tomé vuelve a demostrar su enorme devoción por la Virgen de la Valvanera

Cientos de fieles acompañan la talla que se custodia en Montesacro -Los Danzantes de Cobas actuaron antes de la procesión -Un año más se sacó una réplica a las calles

09.09.2019 | 01:59

La riojana Virgen de la Valvanera volvió a recibir el fervor de los fieles cambadeses en la procesión que salió de la capilla del Asilo, en cuya sacristía se custodia la réplica que en el siglo XVIII llegó al pazo de Montesacro desde Zaragoza.

La solemne marcha fue precedida por una emocionante actuación de los Danzantes de Cobas y Os Carballeiras, como tributo a una de las santas a la que los cambadeses profesan mayor devoción, tanto que Valvanera o sus apocorísticos Nera o Nerita siguen siendo muy frecuentes en la localidad.

La capilla de Nuestra Señora de la Valvanera se encuentra adosada al pazo de Montesacro, situado en un alto sobre el mar, como una inmensa atalaya, frente a una plazoleta con una robusta escalinata de acceso, construido por el abulense Don Diego de Zárate y Murga, primer marqués con el título de Montesacro. El noble tenía ascendencia maña y de Logroño, cuya patrona es precisamente La Valvanera por lo que toda su descendencia llevó su nombre. Una de ellas Valvanera de Izquierdo y Zárate decide instalarse en el pazo y ordena derribar una de las dos torres para construir la actual capilla en la que colocó la imagen de la Virgen que trajo consigo desde La Rioja. La talla fue acompañada luego por imágenes de otros santos que habían dado nombre a sus tíos, José y Diego entre otros.

Poco se habló de historia en la procesión de ayer, pero la devoción tiene tan lejanos orígenes que hasta la alcaldesa y varios ediles acompañaron a la santa por San Tomé.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia