08 de agosto de 2019
08.08.2019

El Concello defiende la necesidad de dejar las algas sobre playas como A Lanzada

Insiste en que "son hábitat y alimento de más de 50 especies de macroinvertebrados y de aves" -No usará la máquina cribadora, "salvo en casos muy puntuales y con autorización"

08.08.2019 | 01:20
Dos chorlitejos, al lado de un puñado de algas. // PIO / G. Ferreiro

El Concello de O Grove insiste en que "las algas no son basura" y en la necesidad de dejarlas acumuladas sobre la arena en playas como A Lanzada.

Desde hace días se escuchan las voces críticas de bañistas, hosteleros y grupos políticos como el PP tras comprobarse que el sábado dos palas excavadoras irrumpieron en el citado arenal para abrir una zanja de unos doscientos metros de largo en la que enterrar la ingente cantidad de algas que se habían acumulado.

La concejala de Medio Ambiente, Ángeles Domínguez, explicó que aquello era una "medida extraordinaria" y que las algas en cuestión no son las mismas que el Concello considera preciso conservar.

En ello abunda en el Proyecto de Inversión Ornitológica (PIO) del propio Concello, alegando que las algas depositadas por el mar en la orilla tienen "importantes beneficios" y advirtiendo de que "si se eliminan artificialmente se provoca una grave alteración ecológica, dando lugar a arenales estériles e insalubres".

De este modo se quiere dejar claro que las playas no deben ser entendidas como "parques de ocio o meros objetos de consumo, ni como espacios artificiales o simples extensiones de arena estéril, sino que son ecosistemas naturales y vivos, por lo que deben tratarse de forma respetuosa y cuidadosa para que conserven su buena salud".

Es ahí cuando entran en juego las algas, que además de ser "bioindicadores del buen estado de conservación de las playas" son "hábitat y alimento de más de 50 especies de macroinvertebrados, algunos protegidos por leyes europeas, que a su vez son alimento de distintas aves, entre ellas una especie amenazada en Galicia como el chorlitejo patinegro ( Charadrius alexandrinus)".

El PIO considera que "si estas poblaciones de animales consumidores de algas están en buen estado serán ellos los que las eliminen de forma natural de la arena".

Y tampoco hay que olvidar que "los nutrientes que liberan las algas en la orilla vuelven finalmente al mar, fertilizándolo y favoreciendo su productividad".

Por si fuera poco, "retienen la arena arrastrada por el viento y fertilizan las plantas dunares pioneras, propiciando así la formación de las dunas que protegen la costa de la erosión del mar y del viento, además de ser las reservas de arena de las playas".

Aclarado esto, y que "si las dunas se destruyen las playas tienden a erosionarse y desaparecer", en la concejalía de Medio Ambiente recuerdan que A Lanzada forma parte de la Red Natura 2000 y del Complexo Ons-O Grove, además de estar clasificada en el plan de conservación del chorlitejo diseñado por la Xunta como "área prioritaria de conservación", lo cual es tanto como decir que "es un espacio vital para su supervivencia".

Es por ello que, "siendo un ejemplo de que la conservación del patrimonio natural es perfectamente compatible con el turismo de sol y playa", el Concello "ha retirado la limpieza mecánica, no pasando la máquina cribadora de arena salvo en casos muy puntuales y después de pedir las autorizaciones correspondientes", resalta el PIO.

Y no solo eso, sino que "tampoco se han vuelto a colocar las islas de contenedores de residuos en el arenal, pues eran focos de contaminación, atraían avispas y depredadores y obligaban a la camioneta de recogida a circular por la arena, poniendo en peligro animales y plantas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia