18 de junio de 2019
18.06.2019

El piso vilagarciano que gestiona Cruz Roja acoge en 2 años a 9 familias refugiadas

En total se beneficiaron de este servicio 30 personas, la mayoría menores de edad -La acogida en la vivienda es temporal, mientras se encuentren en situación de vulnerabilidad

18.06.2019 | 01:50
Miembros de la Cruz Roja en la Plaza de Galicia, en Vilagarcía. // Rafa Vázquez

El piso que el Concello de Vilagarcía de Arousa ha recibido en donación acoge en sus dos años de servicio a un total de 9 familias en situación de vulnerabilidad, por lo que durante este tiempo se ha dado refugio a unas 30 personas, la mayoría de ellas menores de edad. La acción humanitaria es posible gracias a un convenio entre la Admonistración municipal y la asamblea comarcal de la Cruz Roja de O Salnés con sede en esta ciudad.

El alojamiento en esta vivienda, según lo establecido en el convenio, es de carácter temporal y para usuarios refugiados o personas en situación de vulnerabilidad extrema, y hasta que puedan desenvolverse de forma autónoma. De los 30 acogidos, 8 eran hombres, 9 mujeres y 13 niños, según los datos aportados por el Concello.

El acogimiento en este piso responde a la necesidad básica y urgente en que se encuentran las personas refugiadas, especialmente las familias con hijos menores, cuando llegan al nuevo país, sin más medios que lo que llevan puesto.

Por este motivo, el alojamiento es una medida provisional que se les ofrece hasta el momento en que puedan organizarse por sí solos en el país.

Necesidades básicas

Para lograr este objetivo, además del ofrecimiento del piso de acogida, la Cruz Roja se encarga de cubrir las necesidades básicas de los inquilinos refugiados, pero también herramientas para su integración social.

La entidad sin ánimo de lucro les ofrece atención social individualizada, alfabetización y aprendizaje del idioma castellano, ayuda para la obtención de la documentación, elaboración de un itinerario de inserción sociolaboral y apoyo en la búsqueda de vivienda, con el objetivo de que los beneficiarios del programa puedan iniciar en su nuevo destino una vida de forma autosuficiente.

El piso cedido temporalmente por convenio a la Cruz Roja con destino a la acogida de refugiados, fue obtenido por el Concello de Vilagarcía a través de una donación realizada por la vilagarciana Juana Melón García. La mujer, en su testamento, estableció que la vivienda debería dedicarse a fines sociales.

Tras acondicionar el inmueble y equiparlo debidamente, el gobierno municipal socialista que preside Alberto Varela Paz, suscribió un convenio con la Cruz Roja por el cual cede de forma gratuita a esta entidad el uso del piso para el desarrollo del programa integral de acogimiento de personas refugiadas con protección internacional. De este modo, se da cumplimiento a la última voluntad de Juana Melón y al mismo tiempo se colabora con una causa humanitaria de dimensión internacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia