09 de junio de 2019
09.06.2019
Arousanos que destacan en el mundo
Una cirugía fetoscópica conocida como "ojo de la cerradura"

La médica vilagarciana Marta Santórum, pionera en operar un feto con espina bífida, en Londres

Trabaja en el King's College Hospital, el primer centro de Reino Unido que realiza esta intervención

09.06.2019 | 03:12

La vilagarciana Marta Santórum Pérez es una médica de reconocido prestigio internacional. Y más desde su reciente participación en una arriesgada operación consistente en actuar sobre un feto al que se había diagnosticado espina bífida, es decir, un defecto congénito que se produce cuando la columna vertebral y la médula espinal no se forman correctamente durante el primer mes de embarazo.

Se trata de una intervención compleja, por realizarse en el interior del útero, pero puede mejorar los resultados para los bebés con mielomeningocele -una masa quística formada por la médula espinal, las meninges o las raíces medulares acompañadas de una fusión incompleta de los arcos vertebrales-, que es la variante más grave y frecuente de espina bífida.

Y el King's College Hospital (KCH), en Londres, ha sido el primer centro de Reino Unido capaz de efectuar esa intervención. Se llevó a cabo, como queda dicho, a través de un equipo dirigido por un especialista de renombre mundial, el profesor Kypros Nicolaides, en el que participó la citada doctora, nacida el 28 de noviembre del 1972 en Vilagarcía y que estudió Medicina en la Universidade de Santiago antes de cursar la especialidad en Cádiz y trasladarse a Londres, donde integra el departamento de Medicina Fetal del KCH.

Unos pocos elegidos

Es sabedora de que "solo un puñado de hospitales en todo el mundo tiene la experiencia necesaria para realizar una cirugía con un fetoscopio", o lo que es lo mismo, un tubo largo y delgado con una luz y una cámara al final que se introduce en el útero. De ahí que Santórum Pérez muestre su satisfacción por el resultado de la operación.

Tras la realización de esta cirugía fetoscópica, conocida como "ojo de la cerradura", en el King's College Hospital explican que los neurocirujanos y especialistas en medicina fetal actuaron guiados por ultrasonido.

"Es una cirugía mínimamente invasiva que realizamos a través de un orificio por el que introducimos hasta el útero tres pequeños tubos de plástico, sin necesidad de abrir el abdomen de la madre", reseña la doctora Marta Santórum.

Destaca, al hilo de esto, que tuvo la oportunidad de prepararse y trabajar estrechamente con la doctora Denise Lapa Pedreira, del departamento de Medicina Fetal en el Hospital Albert Einstein de Sao Paulo y pionera en la aplicación de esta técnica.

Sin cortes invasivos

Con laparoscopia se introducen una cámara y dos instrumentos "con los que podemos reparar los orificios en la médula espinal del bebé y suturar la piel evitando cortes invasivos en el abdomen", añade.

Los cirujanos acceden así a la médula espinal expuesta "a través de un orificio en la espalda del bebé y lo liberan del tejido circundante para que pueda volver a introducirse en el canal espinal".

En la intervención "se usa un parche especial para luego cubrir la médula espinal antes de proceder al cierre de los músculos y la piel para evitar que el líquido espinal se escape". Es, explicaron tanto la médica arousana como el propio hospital a raíz de la exitosa intervención, "un paso muy importante para los bebés con espina bífida y las madres que los llevan en el útero; no es una cura, pero mejora la vida de esos niños".

Saben que cuando se diagnostica espina bífida a un feto hay madres que optan por interrumpir el embarazo, que deciden reparar el agujero en la espalda de su bebé después de su nacimiento o bien que se arriesgan con una cirugía fetal invasiva, ya que "implica hacer una incisión grande a lo ancho del abdomen de la mujer durante el embarazo para acceder al útero, que luego se abre para reparar la columna vertebral dañada del bebé".

Pero el enfoque mínimamente invasivo que constituye la técnica del "ojo de la cerradura" es ahora una opción con enormes posibilidades de éxito.

El neurocirujano Bassel Zebian, colaborador de Marta Santórum Pérez en el Hospital King's College y miembro del equipo que desarrolló este procedimiento, coincidió con la especialista vilagarciana al señalar que "varios centros de todo el mundo han logrado grandes avances en la reparación fetal abierta en los últimos años y han demostrado el beneficio" de la cirugía fetal fetoscópica, capaz de "reducir los riesgos para la madre y los embarazos futuros, a la vez que se asegura un beneficio máximo para el bebé".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Especial Navidad 2019

En estas fiestas, sobran los motivos para brindar con elaboraciones de Galicia, que despiden el año con un gran balance en todos los sentidos