05 de abril de 2019
05.04.2019

La Justicia "entrega" a los comuneros una parcela que un particular creía suya

Una empresa privada reclamaba el terreno lindante a la finca la Atlántida -El juzgado de Cambados desestimó tal pretensión porque la demandante no acreditó la posesión

05.04.2019 | 02:27

La comunidad de montes vecinales en mano común de San Vicente de O Grove ha ganado otra batalla judicial. Esta vez la Justicia le permite consolidar el pleno dominio y titularidad sobre un terreno que un particular creía suyo; más concretamente una empresa privada que llegó a instalar un cierre en el terreno motivo de litigio para así tener uso exclusivo del mismo.

Básicamente lo que hicieron los comuneros fue talar árboles y desbrozar maleza en la parcela anexa a la popular finca La Atlántida, además de realizar sobre ella otras labores derivadas de la acción habitual de este tipo de entidades. Y esto hizo que una empresa de Pontevedra denunciara a la comunidad de montes en los tribunales.

Pero resulta que, como se notificó ayer a las partes, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Cambados emitió un fallo en el que se desestima la demanda formulada por la citada empresa y se absuelve a los comuneros, lo cual es tanto como decir que si estos actuaron sobre la parcela fue porque tienen derecho a ello, ya que les pertenece.

Manuel Castro, el presidente de la comunidad de montes, mostraba ayer su entera satisfacción tras conocer esta sentencia judicial que, a la postre, "nos ayuda a seguir preservando los montes comunales", esgrime.

La firma demandante, con domicilio en la ciudad pontevedresa, se dedica al arrendamiento de inmuebles y la construcción, por cuenta propia o ajena, de toda clase de edificaciones.

Parece estar especializada en el alquiler de los apartamentos resultantes de la división horizontal de los inmuebles comprados o promovidos por la propia entidad.

Lo que hizo en este procedimiento judicial fue denunciar a los comuneros de San Vicente de O Grove, después de que estos actuaran sobre la parcela en cuestión, con espectaculares vistas sobre la playa y la ensenada de A Lanzada, exigiendo que devolvieran la finca a su estado original y evitaran volver a actuar sobre ella en el futuro, alegando que es la propia empresa la propietaria del terreno.

Frente a esto, la comunidad de montes replicó que la empresa demandante y la finca La Atlántida "no tienen ningún tipo de posesión extramuros", es decir, que no les pertenece el terreno anexo al muro perimetral de la citada propiedad, otrora lugar de veraneo del expresidente Adolfo Suárez y desde hace años reconvertida en un lujoso establecimiento en el que se organizan todo tipo de banquetes.

Además sostuvieron los representantes legales de los comuneros que "desde tiempos inmemoriales la comunidad de montes ejerció la posesión de ese terreno".

En los fundamentos de derecho de la sentencia se explica que la empresa demandada interpuso la denuncia el 16 de julio de 2018 y que los comuneros alegaron que en 2017 se hizo una tala de árboles, incluyéndose la parcela en cuestión en la zona sobre la que actuar.

Los comuneros llegaron a aportar la autorización correspondiente de la Xunta para el aprovechamiento forestal del terreno por parte de una empresa maderera.

Se aludía así al aprovechamiento de 11.983 hectáreas de terreno con una referencia catastral que, según el propio juzgado, concuerda con la cartografía referida al terreno extramuros de la finca La Atlántida.

Manuel Castro ya había explicado a raíz de la tala de 2017, y así quedó de nuevo patente en el juicio, que la autorizó por tratarse de terrenos de la comunidad de montes, a lo que añadió que "cuando se ensanchó la carretera ya se hicieron talas anteriores, e incluso se autorizó a la empresa Fenosa a pasar por allí un tendido eléctrico y colocar un transformador".

En medio de esta polémica, que incluso generó otro procedimiento judicial paralelo, intervino también una pala excavadora que en abril de 2018 arrancó quince postes y una valla metálica que habían sido colocados para acotar la parcela y reclamar su titularidad.

El expresidente de la comunidad de montes Manuel Ochoa Pérez declaró en el juicio para dejar constancia de que el propietario de la finca La Atlántida, a raíz de los incendios de 2006, pidió a la comunidad de montes que limpiasen el perímetro de la propiedad.

Otro expresidente, Jesús Otero Pombo, declaró que en ese terreno había antiguamente una cantera que fue rellenada hasta llegar al borde del muro de la finca.

Incluso se habló de la existencia de caballos que pastaban en el terreno que desencadenó la demanda, pues parece que el dueño de los animales dio permiso para que se usaran para limpiar la maleza a raíz de los incendios de 2006.

Entiende la juez del número cuatro de Cambados que la empresa pontevedresa "no acreditó que esté en posesión o tenencia" de la parcela motivo de litigio.

Cita con las urnas

Manuel Castro explicaba ayer que "por fin se acabó la presión a la que todos estamos sometidos cuando se dan este tipo de procesos y tenemos que defender el interés comunal".

Ahora le toca pensar en las elecciones de la entidad, que se celebran finalmente el 10 de mayo y en las que, salvo sorpresas que nadie espera, saldrá reelegido presidente.

Habrá cambios en la junta directiva y se incorporarán algunas caras nuevas, pero él seguirá siendo el máximo exponente de este colectivo con unos 110 socios, o lo que es lo mismo, 110 "casas abiertas" en San Vicente que forman parte de la comunidad de montes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia