17 de marzo de 2019
17.03.2019

La plaza más cotizada de Vilagarcía

Luis Villaronga Martínez, de 78 años y amputado de una pierna, reclama más zona de aparcamiento en el centro de salud de San Roque para personas con minusvalía

17.03.2019 | 03:42
La única plaza disponible cuenta con muchos pretendientes en horario de consultas. // I. Abella

Luis Villaronga Martínez, vecino de Vilaxoán, reconoce sentir cierta ansiedad cada vez que le toca acudir al centro de salud de San Roque. Esa cuestión que le provoca cierta irritabilidad es la que se deriva de las dificultades que encuentra para aparcar en su condición de minusválido. Allí la única plaza disponible no siempre está libre, por lo que el desplazamiento hasta la consulta se le convierte en una auténtico castigo para una persona amputada de una pierna.

A sus 78 años Luis Villaronga Martínez se siente una víctima de las limitaciones de aparcamiento que tienen las personas minusválidas en muchos de los lugares a los que acuden. En su caso, lamenta que sus habituales desplazamientos al centro de salud de San Roque se hayan convertido en una auténtica moneda al aire en lo que a accesibilidad se refiere.

Con una pierna amputada, lo que le supone una minusvalía del 75%, cualquier desplazamiento sobre sus muletas le supone un importante esfuerzo por edad y por distancia. Es por eso que su recorrido hasta una de sus habituales consultas médicas varía considerablemente en función de si la única plaza de aparcamiento a disposición se encuentra o no ocupada.

El propio Villaronga reconoce que "en Vilagarcía es el único centro de salud urbano que tenemos y allí va mucha gente todos los días, también minusválidos y tendríamos que tener más plazas para aparcar. Yo ya lo planteé en el Concello, pero de momento nadie hizo nada".

Todavía recuerda cuando en una de sus últimas visitas le tocó aparcar en una zona de difícil maniobrabilidad, "tuve que pedir ayuda a otro conductor que estaba allí aparcando para que me sacara el coche. Como es un coche eléctrico el mío, al no estar acostumbrado, acabé con el coche en el taller porque se me estropeó".

Incluso la cuesta lateral de acceso al edificio conocido como el ambulatorio también supone un inconveniente añadido cuando tiene que aparcar en una zona que nada tiene que ver con la plaza para minusválidos próxima a la puerta principal. "Me cuesta mucho a mi edad y en mi condición de minusválido desplazarme por una cuesta. Creo que incluso es una cuesta difícil de subir para una persona con dos piernas".

Su insistencia en una solución al problema de la escasez de plazas para minusválidos seguirá adelante. "Antes había dos plazas, pero no sé por qué razón quitaron una. Además estaban mejor situadas que ahora. Espero que tengan en cuenta a los que desplazarnos nos cuesta lo que nos cuesta".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia