24 de febrero de 2019
24.02.2019

Un proyecto que va sobre ruedas

El vilanovés Diego Vidal ha creado la línea de bicicletas Monkey World, manufacturadas en Italia y customizadas en Vilagarcía

24.02.2019 | 03:18
Diego Rodríguez muestra uno de los modelos de bicicleta Monkey World. // Iñaki Abella

El ciclismo es un deporte que va mucho más allá de la propia competición. El desplazarse en bicicleta es una posibilidad de locomoción que marca tendencia en escenarios urbanos. Factores como la peatonalización y la concienciación medioambiental se conjugan con la moda creando incluso tendencia entre un target concreto de la sociedad. Ello fue precisamente lo que empujó a Diego Rodríguez a apostar por la creación de bicicletas que aúnan calidad, personalidad y diseño.

Crear una marca en cualquier sector del planeta comercial exige de cualidades innegables. Todo ello parte de una idea que encaje en un estudio previo de mercado. Si a eso se le añade que el producto a comercializar cuenta con la mejor de las calidades, el cóctel se presume perfecto para saborear el éxito.

En esas anda Diego Rodríguez Vidal. Un vilanovés de 44 años que se ha atrevido a crear una línea de bicicletas propia bajo el nombre de Monkey World. La singularidad de sus prototipos lleva a ubicar su mejor escenario de venta entre la población joven y urbana, aquella que tiene en su actitud un mensaje de energía y modernidad a partes iguales.

Su aventura empresarial, escudriñada en un Máster en competencias de la economía digital, también tuvo el respaldo necesario para convertir su proyecto en realidad. Precisamente un profesor del Máster corroboró el acierto de la iniciativa y Diego se volcó en ponerla en marcha. Y no escatimó en esfuerzos con el objetivo de ofrecer la mejor de las calidades y convertir las bicicletas Monkey World en una referencia de la moda urbana en estética y desplazamientos.

El propio Diego sostiene que "son bicicletas tipo Fixie y Track de un solo piñón, del estilo de las que se veían en algunas películas americanas para desplazarse por las ciudades, pero con una calidad, una ligereza y un diseño que las convierte en unas bicis muy atractivas".

Fue hace aproximadamente dos años cuando Diego Rodríguez empezó a pergeñar su proyecto. La primera dificultad apareció a la hora de encontrar fabricación, "todas las fábricas tenían un mínimo de 1.000 unidades de partida y eso era un riesgo inasumible". A través de una exhaustiva investigación, el vilanovés encontró en Italia la solución perfecta. Una fábrica que trabajaba los materiales de manera artesanal y que aseguraba unos índices de calidad máximos.

Tampoco escatimó en materia prima. Columbus, empresa líder mundial en aleaciones de aluminio, es la que le suministra los componentes para perfilar los cuadros en manos italianas.

El proceso de fabricación continúa de la mano de Diego Rodríguez. El pintado y los componentes mecánicos (manillar, sillín y pedaleo) ya quedan de su mano, confiriendo a la bicicleta un aspecto de lo más atractivo.

Incluso recuerda el empresario arousano que "todos los diseños se pueden personalizar en cualquiera de los detalles haciendo de las bicicletas algo muy personal y una seña de identidad de su propietario".

Las comercialización de las mismas arrancó las pasadas navidades y el éxito superó incluso las expectativas del propio Diego, quien se quedó sin stock a las primeras de cambio. "Ahora estoy a la espera de recibir nuevos cuadros desde Italia, pero se pueden seguir haciendo las reservas a través de monkeyworld.es".

La tienda Madison Avenue de Vilagarcía también cuenta con un modelo de exposición para aquellos que quieran saber más de unas bicicletas que conjugan estilo y categoría, es decir, lo necesario para marcar tendencia entre los más exigentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia