08 de febrero de 2019
08.02.2019

Las bajas médicas en el obsoleto ambulatorio de Vilagarcía crispan a profesionales y pacientes

Los profesionales reciben las constantes quejas de los usuarios -Celebraron una concentración en demanda de un servicio sanitario digno -SOS Sanidade Pública moviliza a los ciudadanos para la manifestación del domingo

08.02.2019 | 03:08
La concentración celebrada ayer ante el ambulatorio de Vilagarcía. // Iñaki Abella

El ambulatorio de San Roque, en Vilagarcía de Arousa, es otro de los ejemplos de la crítica situación que se viven en los centros de atención primaria de todo el área sanitaria. Sus profesionales han vuelto a concentrarse ayer al mediodía ante las instalaciones para protestar por la falta de cobertura de las bajas. En este servicio de salud faltan cuatro médicos, dos en turno de mañana y dos en turno de tarde, cuyos pacientes se reparten entre el resto de los compañeros. De este modo, las agendas de las consultas se sobrecargan, a las que se suman los pacientes que no pueden esperar y llegan sin cita, ya que las listas de espera también aumentan.

"Los pacientes llegan y quieren ser atendidos a la misma hora en que le dieron la cita, y no se dan cuenta que tienen que esperar porque la hora es estimativa. Al tener las agendas con sobrecarga se van produciendo esperas, ya que no podemos atender a un paciente en 3 minutos. Hay casos que necesitan más tiempo en la consulta. Además, en medio de las citas nos llegan usuarios por urgencia", explica una de las profesionales del centro médico de San Roque.

Durante el turno de mañana hay un equipo de profesionales del centro médico vilagarciano que tiene que compatibilizar las consultas de la jornada con las urgencias domiciliarias o del 061 que se presentan, ya que hasta las 3 de la tarde no se incorpora el personal del PAC (punto de atención continuada). En el mejor de los casos, para sus desplazamientos de urgencia, cuentan con la ambulancia del 061, pero cuando la unidad móvil está ocupada se ven obligados a desplazarse por otros medios, incluso utilizando su propio coche.

Los profesionales sanitarios denuncian la situación de abandono que viven los centros de atención primaria, especialmente el de San Roque, en Vilagarcía, que, además de los recortes de personal, también padece deficiencias en sus instalaciones. Se trata de un edificio viejo reformado y ampliado en numerosas ocasiones, pero que en la actualidad no puede aumentar más su capacidad. Las deficiencias de aislamiento convierten en verano sus consultas y salas de espera en verdaderos hornos para tortura de pacientes y trabajadores.

La crítica situación lleva a los trabajadores sanitarios de atención primaria a movilizarse y a participar en los actos convocados a nivel gallego en defensa de la sanidad pública de calidad, y una atención primaria digna. De la comarca de O Salnés saldrán este domingo varios autobuses fletados por los concellos de Cambados, Vilagarcía de Arousa, Catoira, A Illa de Arousa y Ribadumia a Santiago de Compostela para participar en la manifestación convocada para las 12 horas en la Alameda de la capital gallega.

Sistema telemático

Por otra parte, los usuarios se quejan de los problemas que presenta el nuevo sistema telemático de citas en las consultas.

La máquina en la que deben introducirse las tarjetas sanitarias muchas veces las traba y se las traga para disgusto de los usuarios. Otras veces fallan las pantallas, o las personas mayores no saben cómo usarlas, lo que origina muchas críticas.

El personal médico y de enfermería del ambulatorio considera este sistema positivo, cuando funciona de forma correcta, porque cumple con la ley de protección de datos de los pacientes cuyos nombres y otros datos personales no aparecen en listados públicos, como se hacía antes, y agiliza el sistema de llamadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia