30 de enero de 2019
30.01.2019

El fútbol causa la mayoría de conflictos en el patio

Los alumnos de 1º y 2º curso del colegio Anexo A Lomba cuentan con "hermanos mayores": los de 5º y 6º los acompañan cuando lo necesitan y actúan de mediadores para resolver problemas con otros compañeros

30.01.2019 | 02:19

Todos los niños de primero y segundo del CEIP Anexo A Lomba de Vilagarcía tienen hermanos mayores. Al menos en las horas de colegio. Gracias a la iniciativa de la orientadora y del profesor de Educación Física, el alumnado ha estrenado este curso un servicio de mediación de conflictos en el que cada escolar de quinto y sexto que ha querido participar en la iniciativa tiene uno o dos compañeros de menor edad (de primero o segundo) asignados. Son sus hermanos mayores: los acompañan cuando lo necesitan y actúan de mediadores en caso de que surja algún conflicto con otro alumno.

El papel de los mediadores se desempeña fundamentalmente en los recreos. Ellos están identificados con una tarjeta y un peto y cuando se detecta algún problema, las partes implicadas, siempre que quieran ambas (la mediación es libre y voluntaria), se trasladan al interior del colegio, donde está el búho, el lugar elegido para la resolución de conflictos.

Alba Baños, de quinto, y Lucía Domínguez, de sexto, son las llamadas "mediadoras supremas". Tanto ellas como los profesores impulsores del servicio coinciden en que lo que genera más conflictos en el patio es el fútbol. No obstante los mediadores también son demandados en amistades que se deterioran, faltas de respeto, malentendidos, discriminación, etcétera.

La mediación siempre resulta positiva pero los "hermanos mayores" en ocasiones se encuentran con situaciones en las que tienen que echar mano de otros compañeros o de profesores. "A veces, al llegar al lugar de la mediación, cambian la versión de los hechos", comenta Lucía, comprensiva con la edad de los niños, de primero y segundo curso. "Son pequeños y les cuesta empatizar con la otra persona", añade Alba.

Prevención del acoso escolar

Además de intervenir en conflictos, los mediadores también contribuyen a prevenir el acoso escolar y ayudan a los niños con más dificultades para relacionarse. "Si los ven en el patio solos, desubicados, hablan con ellos y consiguen introducirlos con sus compañeros de aula", señala el profesor de Educación Física, Andrés Pérez Coello. "También jugamos con ellos, ambas cosas", agrega Alba Baños, mediadora suprema.

La orientadora del Anexo A Lomba, Marga Justo Núñez, indica que los conflictos más habituales se originan por el incumplimiento de las reglas del juego o faltas de respeto como por ejemplo insultos. Pero sin duda, "el fútbol es lo que más conflictos trae", asevera. De hecho algunos días no se permite a los niños jugar a este deporte en el recreo y se les proponen otros juegos alternativos.

La orientadora recalca que los problemas siempre se solucionan mediante el diálogo y cuando las dos partes aceptan la mediación del "hermano mayor". Durante el proceso, los participantes deben respetar el turno de palabra, no insultar, decir la verdad de lo que ha ocurrido, escuchar sin interrumpir y querer arreglar el problema.

Ayer llovió y los niños del Anexo no pudieron salir al patio. Pero los mediadores continuaron su labor y acompañaron a los alumnos de primero y segundo en todo aquello que necesitasen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial


Festas de San Roque 2019

Vilagarcía se prepara para sumergirse en la diversión

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia