20 de diciembre de 2018
20.12.2018
Un novedoso proyecto para preservar un "tesoro cultural"

Presentan en Ribadumia una "app" para salvar de la desaparición miles de topónimos gallegos

La Real Academia Galega organiza un acto en el colegio Julia Becerra Malvar para promocionar un proyecto abierto a los ciudadanos que arrancará en 2019 -Vicente Feijoo ya contabiliza 4.000 nombres en la comarca

20.12.2018 | 01:09
Vicente Feijoo, en su intervención. // Noé Parga

Cada vez que se hace una concentración parcelaria o que muere una persona de edad avanzada en el rural, se pierden docenas de topónimos y microtopónimos. Una lenta e inexorable extinción cultural que la Real Academia Galega (RAG) y la Xunta de Galicia se han propuesto combatir con una novedosa campaña titulada "Toponimízate", y que se presentó ayer en el colegio Julia Becerra Malvar, en Ribadumia. La columna vertebral del programa es una aplicación ("app") para móviles, tabletas y ordenadores que permitirá a cualquier ciudadano subir a la red los nombres de los lugares que conozca, con las coordenadas de localización y fotografías.

El responsable del departamento de Toponimia de la RAG, Vicente Feijoo, fue el encargado de explicar el programa a los profesores y a unos 90 alumnos de tercer y cuarto curso de la ESO. Les adelantó que la aplicación estará disponible para la población general a partir de abril o mayo del año próximo, y les animó a colaborar en el proyecto. "Es algo que urge muchísimo, porque la mayoría de nuestra microtoponimia ya solo está en la cabeza de gente muy mayor. Cada vez que una de esas personas muere, desaparecen con ella multitud de topónimos".

Los nombres de lugares y accidentes geográficos son, en palabras de Feijoo, "un tesoro cultural" propio de Galicia. "Hasta donde sabemos no hay ninguna región del mundo con un número tan elevado y variado de topónimos, que además son muy antiguos".

El académico explica que entre 2000 y 2011, la RAG y la Xunta pusieron en marcha un proyecto denominado "Toponimia de Galicia", gracias al cual registraron una ingente cantidad de nombres de lugares, accidentes geográficos y elementos del paisaje, como rocas. Gracias a ese trabajo, que se vio abruptamente truncado por la crisis cuando todavía no estaba finalizado, se recogieron docenas de miles de topónimos.

"En ese trabajo de 11 años llegamos a un centenar de municipios (un tercio del total) y nos salió una media de 50 topónimos por kilómetro cuadrado. Pero había municipios, como Cangas, donde se llegaba a los 160 topónimos por kilómetro cuadrado. A modo de comparación, en la Comunidad Valenciana se está haciendo un trabajo similar, y les ha salido una media de cinco topónimos por kilómetro cuadrado". En otras comunidades, como Castilla la Mancha, un solo nombre puede denominar extensiones de varias hectáreas.

"Estimamos que en Galicia puede haber unos dos millones de topónimos, de los cuales un millón y medio serían de tierra y medio millón del mar, porque los marineros también nombran las puntas y las piedras", añade Vicente Feijoo. De esa ingente cantidad, solo están recogidos por ahora unos 500.000, de ahí que Feijoo avise de que si no se recopilan cuanto antes los demás, "cientos de miles se perderán con los años".

En el proyecto "Toponimia de Galicia" de hace una década se hizo un estudio en tres municipios de O Salnés: en O Grove se registraron unas 1.200 denominaciones diferentes; en Cambados, cerca de 1.500; y en Ribadumia, algo más de 1.200. Queda por lo tanto mucho trabajo por hacer, pero la Real Academia confía en hacerlo realidad entre todos los gallegos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Especial Navidad 2019

En estas fiestas, sobran los motivos para brindar con elaboraciones de Galicia, que despiden el año con un gran balance en todos los sentidos