13 de diciembre de 2018
13.12.2018

Viaje por los grandes belenes de O Salnés

Cambados, Ribadumia y Vilagarcía cuentan con nacimientos dignos de ver

13.12.2018 | 04:07

El de Valga es el belén más famoso del sur de la ría de Arousa, y el único que tiene el título de Interés Turístico. Pero en la comarca de O Salnés hay otros Nacimientos dignos de ver, y con horario de visitas. En la mayoría de los casos, se trata de composiciones tradicionales, que reflejan las escenas bíblicas. En esta categoría, el del asilo de Cambados es probablemente el más conocido. Pero también destaca el de "Chuco" Oliveira en Ribadumia, o el de las antiguas Galerías Eduardo, en Vilagarcía. También llama la atención el de Xiabre, a más de 600 metros de altitud.

El nacimiento del asilo de Cambados es uno de los más espectaculares de la comarca. El fin de la composición es "exclusivamente catequético", como explica la monja encargada de su montaje desde hace 20 años, tarea en la que siempre le ayuda mucho una vecina del lugar. "Me gusta que reproduzca lo que cuenta la Biblia", añade.

El belén se encuentra en una dependencia anexa a la portería de la residencia y ocupa una superficie de unos 20 metros cuadrados. Cuenta con unas 300 figuras, de las cuales un centenar son humanas. Hay algunas escenas articuladas, como la huida a Egipto de la Sagrada Familia o el viaje de los Reyes Magos a Belén.

El asilo lo regenta la congregación religiosa de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, y el nacimiento puede visitarse de lunes a sábados, entre las 10.30 y las 13.30 horas, y de 17.00 a 20.30 horas, y los domingos y festivos, de 11.00 a 13.30 horas, y de 17.00 a 20.30 horas. Los visitantes recibirán una hoja con las escenas numeradas, para que puedan realizar una lectura ordenada y cronológica de los diferentes episodios que representan: el Pecado Original en el paraíso, y la promesa de Dios a Adán y Eva de que les enviará un redentor, la Anunciación de María, el nacimiento de Jesús, el viaje de los Magos y su encuentro con Herodes, la matanza de los Inocentes?

La religiosa encargada del belén empezó a hacerlo cuando llegó a Cambados procedente de Ferrol, hace dos décadas. La superiora que lo hacía antes se había ido, y ella empezó a ocuparse del nacimiento, que para ella es mucho más que un adorno navideño. Tanto es así que dice del de Valga que "es una desfiguración del sentido cristiano", y que lamenta profundamente que en los hogares el belén esté cada vez más relegado frente al árbol. "Hay personas y familias que mantienen la fe cristiana, pero hay muchísimos católicos que solo lo son de nombre. Basta con ver la gente que acude a la iglesia. Hoy la Navidad se ha reducido al consumo".

El asilo no tenía belén propio desde 2015, pues en 2016 la religiosa encargada no pudo hacerlo, y en 2017 fue la parada de la exposición "Belenes del Mundo", del sacerdote vilagarciano Gonzalo Rodríguez, que este año ha recalado en Santiago de Compostela.

Ribadumia

Francisco Martínez Oliveira, "Chuco", comparte con ella el mismo punto de vista. Este empresario jubilado de Ribadumia montó por primera vez un belén a petición de su primer nieto, que hoy ya es mayor de edad. Desde entonces, no ha dejado de abrirlo al público cada Navidad en un galpón anexo a su vivienda, situada en la calle Gándara. Como en el caso del asilo, se trata de una composición de inspiración netamente religiosa. "Yo de políticas no quiero saber nada".

"Chuco" empezó a preparar su nacimiento a mediados de noviembre. Fue entonces cuando lo destapó, limpió y ordenó. Y lo tiene a disposición de todo aquel que quiera visitarlo (incluidos grupos) todos los días de 9.00 a 18.30 horas. La composición tiene una superficie de unos 10 metros cuadrados, y cuenta con infinidad de figuras, siendo articuladas una quincena, como un molino de río con una pieza giratoria.

También es de inspiración religiosa el popularmente conocido como de "Galerías Eduardo", en Vilagarcía. Empezó a hacerlo Eduardo Martínez Taboada, abuelo de los actuales responsables del negocio familiar. Luego, la tradición recayó en su hijo, Eduardo Martínez Lorenzo y la nuera, Lourdes Torrado González, que es quien desde entonces lleva el peso de la composición.

Lourdes Torrado es madre de Eduardo Martínez Torrado, quien explica que la composición de este año está en una tienda de animales de Arzobispo Gelmírez -la calle de los antiguos minicines- "y es el más grande que hemos hecho hasta la fecha". Cuenta con unos 15 metros cuadrados, y se trata de una de las composiciones más bellas que pueden verse en la comarca.

Con tuercas y tornillos

Uno de los belenes más singulares de la comarca es el que hace cuatro años concibieron Jorge Velo y Miguel Álvarez, dos empleados de La Ferretería, de Vilagarcía. Mientras estaban trabajando, uno de ellos cogió una pieza de la tienda y le dijo al otro en broma que podía ser la figura de San José. Su compañero le respondió metiéndose en la trastienda y regresando con una contrarrosca de fontanería, y le espetó que esa podía ser la figura de Jesús.

La broma cuajó y preguntaron al dueño del negocio si continuaban con el nacimiento. Él respondió que sí. Y así nació un belén muy fotografiado. "Durante la semana del puente hubo gente de fuera que entró en la ferretería adrede para pedirnos permiso y hacerle unas fotos", cuenta Jorge Velo.

Este año lo montaron a finales de noviembre, pero el pasado se retrasaron un poco más de la cuenta, "y la gente ya nos preguntaba por él", añade Velo.

Se trata de una composición completamente artesanal y hecha con piezas de fontanería, hasta el extremo de que el portal de belén es una caja de registro de electricidad. Algunas de las novedades que han introducido en estas Navidades son el alfarero, el picador, las gallinas hechas con arandelas, o un hombre que cocina en una olla, que es una tuerca ciega.

La composición se completa con luces led, arena y pequeñas piedras de playa.

Los ciclistas

Aficionados al ciclismo de Vilagarcía pusieron en marcha en 2008 una iniciativa que año tras año suma nuevos adeptos, como es la de crear un nacimiento en lo alto del monte Xiabre, junto a las antenas y los aerogeneradores, a más de 600 metros de altura.

El primer año ascendió solo José Manuel Esteban, que quería emular a los alpinistas que suben a cumbres míticas españolas, como el Aneto, para dejar un belén. Pero los tres últimos años fueron más de 150 personas. La próxima cita es el 23 de diciembre (domingo) por la mañana. Se rezará un Padrenuestro en homenaje a los ciclistas heridos o fallecidos a lo largo del año, y se servirá un chocolate caliente entre todos los que se animen a hacer la subida hasta la cumbre. Esteban explica que "viene gente desde Santiago en bicicleta", y habla de Alberto Dávila, un lutier -persona que fabrica o repara instrumentos musicales de cuerda- de Mos que sube cada año por el Camino Portugués, y que este año aportará al nacimiento un rey mago hecho por él. El año pasado incluso tuvieron tierra de Jerusalén.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia