13 de agosto de 2018
13.08.2018

Las mariscadoras de Vilaxoán detectan una "mortandad masiva" de bivalvos

Alegan que la ola de calor provocó un aumento descontrolado de algas que asfixiaron su producción -"La Xunta no da permiso para limpiar en domingos y festivos", lamentan

13.08.2018 | 04:06

La agrupación de marisqueo a pie de la cofradía de pescadores de Vilaxoán (Vilagarcía) denuncia una situación preocupante. Aseguran sus integrantes haber detectado una "mortandad masiva" de bivalvos; confirmada en los últimos días durante los importantes episodios de bajamar y achacable a la ola de calor de jornadas previas.

"Con el calor se calentó el agua y además las algas lo cubrieron todo", asfixiando el marisco hasta matarlo, según alertan desde este colectivo formado por medio centenar de mujeres. Ha sucedido en prácticamente todas las zonas de trabajo, pero sobre todo en Borreiros, Corón y Saíñas. Esto supone que se han visto afectados los bivalvos -tanto de talla comercial como cría- de lugares en los que durante meses las mariscadoras invirtieron tiempo, esfuerzo y dinero para desarrollar ambiciosos planes de regeneración que ahora, a causa de la citada mortandad, pueden irse al traste. Sobre todo porque no se trata de un episodio menor, sino que "estamos hablando de toneladas de almeja muerta", aseveran.

En los últimos días las trabajadoras se emplearon a fondo, aprovechando la bajamar para retirar algas y oxigenar el substrato. Pero el manto verde es tan extenso y espeso que les fue del todo imposible eliminarlo por completo. Y aquí surge otro problema, pues solicitaron un permiso especial a la Xunta para poder hacer limpieza en domingo y los días festivos de esta semana "y no nos lo dieron", denuncian unas mariscadoras que, por esta causa, temen perderlo absolutamente todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores