09 de agosto de 2018
09.08.2018

Una familia de O Grove entrega a la Guardia Civil una "bomba" tras 60 años con ella en la huerta

Durante este tiempo estuvieron moviendo el artefacto de un lado a otro, en la huerta -Incluso lo tuvieron encima de un limonero

09.08.2018 | 05:55
Momento en que los agentes llegan a la vivienda. // Muñiz

Una familia de O Grove cuya residencia se sitúa en el lugar de Peralto contactó con la Guardia Civil para hacerle entregar de un objeto explosivo que tenía en su poder desde hace unos sesenta años.

Los agentes, entre ellos miembros del grupo especializado de artificieros, desplazados desde Pontevedra, acudieron ayer a la villa meca para hacerse cargo de la "bomba", y tras acordonar la zona e inspeccionarla procedieron a retirar dicho artilugio.

Los propietarios del inmueble creen que se trata de "una bomba de la Guerra Civil" y desconocen si estaba aún operativa o no, pero en cualquier caso explican que desde su descubrimiento hace ya seis décadas la tuvieron en la huerta, pegada a la vivienda, "y estuvimos moviéndola de un lado para otro durante todo este tiempo sin saber qué hacer; incluso la tuvimos encima del limonero".

Quien así se pronuncia es Carmen, una mujer de 86 años que cuenta la curiosa historia que rodea a este artefacto y explica por qué no avisaron antes de su existencia.

"Por ignorancia, o por qué no sabíamos qué teníamos que hacer, nunca avisamos de esto hasta que ahora mi hijo insistió para que llamáramos a la Guardia Civil; fue él quien acabó llamando para que vinieran a buscar la bomba", explica la mujer.

"Sabía de su existencia desde que era niño, pero le perdí la pista y ya no sabía dónde estaba -señala su hijo-; recientemente me encontré de nuevo con la bomba y decidimos dar aviso".

Su madre relata que en su momento, hace sesenta años, ella y su marido, que ya falleció hace 22, decidieron comprar un terreno anexo a su casa -en pleno centro urbano de O Grove- en el que había "una casa antigua, de esas que usaban los marineros para guardar aparejos y todo tipo de objetos".

Era una vivienda que, explica la octogenaria, "estaba en muy mal estado, y cuando mi marido decidió limpiarla y arreglarla un poco fue cuando encontramos la bomba".

Fue entonces cuando "decidimos ponerla en la huerta, y cada vez que teníamos que trabajar la tierra o hacer cualquier cosa en la finca cambiábamos la bomba de sitio, incluso para encima del limonero; y así hasta ahora", relata Carmen.

No es la primera vez que aparecen artefactos explosivos en O Grove o que son llevados a tierra tras ser "pescados" en las redes de los barcos.

Hay que recordar que en esta localidad arousana, donde existe un destacamento militar y el ejército hace prácticas con cierta frecuencia, cuatro marineros mecos y dos senegaleses llevaban a tierra en diciembre de 2015 una bomba construida durante la Guerra Civil española -llevaba inscrita una fecha de 1936- que se enganchó en las redes de su pesquero, el "Día de Reyes", cuando capturaban centollo a la altura de la isla de Ons.

Junto al caso de aquel artefacto de unos cincuenta centímetros de longitud, que se encontraba a 42 brazas de profundidad -casi 77 metros-, puede citarse el de otro artefacto explosivo encontrado hace justamente dos años en Punta Moreiras, obligando a evacuar por precaución a 500 personas que se encontraban en el Acuario, una piscifactoría, una playa y diversos negocios de hostelería próximos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine