07 de agosto de 2018
07.08.2018
Turismo y medio ambiente en Galicia
Observación de aves pelágicas y mamíferos marinos 

Los guardianes del hábitat en las Rías Baixas

BDRI y Chasula Birds se encargan a diario de evaluar el estado de salud de los mares gallegos y divulgar su riqueza

07.08.2018 | 02:46

El proyecto Chasula Birds/Chasula Aves, desarrollado a bordo de un barco pesquero reconvertido en buque escuela que patronea Isidro Mariño, y el Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI, por sis siglas en inglés), dirigido por el biólogo ferrolano Bruno Díaz, se encargan de vigilar -tanto dentro como fuera de las rías gallegas- a todo tipo de especies, sobre todo aves pelágicas y mamíferos marinos. Se trata de dos proyectos con puerto base en O Grove que contribuyen a preservar el ecosistema marino dando cuenta de su grandeza y alertando de las amenazas que soporta.

El proyecto Chasula Birds permite surcar las rías gallegas y la plataforma continental a bordo del barco pesquero rehabilitado "Chasula", con Isidro Mariño como patrón y centrando todos sus esfuerzos la localización de especies pelágicas, tanto aves como mamíferos marinos.

Con salida desde el puerto de O Grove -la próxima tendrá lugar el sábado que viene- los tripulantes enrolados en estas expediciones -especialmente indicadas para los ornitólogos, que llegan desde diferentes partes de España y de Europa- disfrutan de jornadas realmente espectaculares que permiten elaborar un censo en cada salida y tomar el pulso al estado de salud de las Rías Baixas.

Además el "Chasula" propicia otro tipo de expediciones, salidas lúdicas o trabajos científicos, entre ellos los "Talleres de Verano" que desarrolla a instancias del Museo Massó y se presentan como singladuras didácticas especialmente indicadas para los niños; las próximas este jueves con salidas a las 10.30, las 12.30 y las 16.30 horas.

El Bottlenose Dolphin Research Institute (BDRI), es el Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares que, desde O Grove, dirige el biólogo Bruno Díaz López. Recibe cada año -especialmente en primavera y verano- a investigadores y estudiantes de todo el mundo, centrando su trabajo en la investigación y la formación académica en relación con la ecología y comportamiento de los cetáceos -especialmente delfines, ballenas y marsopas-, sin dejar de lado la actividad de las aves.

Conocer, proteger y divulgar


Con estas dos iniciativas, el ecosistema de las Rías Baixas parece estar en buenas manos, ya que ambos proyectos ayudan a proteger a las especies marinas y a conocerlas mejor, al tiempo que realizan una labor divulgativa crucial, dando cuenta al mundo de su variedad y abundancia.

La ballena azul, la jorobada, los rorcuales, delfines -tanto mulares como comunes o listados-, tiburones, pez luna, nutrias, paíños, pardelas, frailecillos, alcatraces, garcetas, págalos y un largo etcétera de especies están siendo objeto de un estrecho seguimiento tanto a bordo del "Chasula" como desde las embarcaciones del BDRI, que además complementa sus estudios desde tierra firme.

Este centro ofrece plazas para la realización de estancias de investigación a estudiantes y licenciados en biología, biología marina, ciencias del mar, oceanografía, veterinaria y otras carreras similares.

Como complemento fundamental del trabajo de investigación el BDRI posibilita estancias de voluntariado, prácticas universitarias y estancias de larga duración a través de numerosos programas formativos de diferentes niveles durante todo el año y para un público muy variado, desde estudiantes universitarios y licenciados a personas interesadas en el hábitat marino con o sin formación específica.

En el BDRI también se organizan cursos de formación, impartidos por el propio Bruno Díaz López y otros investigadores que, como él, están considerados auténticos expertos en el estudio de los mamíferos marinos.


Unos cursos tanto de nivel intermedio como avanzado que atesoran un alto nivel académico y se enfocan a la preparación de profesionales capaces de participar en proyectos de investigación o desarrollar una tesis.

En el BDRI, que colabora con la Red Gallega de Varamientos "ayudando a sus miembros no solo en el trabajo relacionado con varamientos de cetáceos, tortugas marinas y tiburones, sino también realizando proyectos de investigación conjuntos para contribuir así en la conservación de las especies de cetáceos en aguas gallegas", están convencidos de que la formación de la sociedad "es fundamental para la conservación de las especies", como lo es la divulgación de los trabajos realizados mediante la publicación de artículos científicos como los impulsados por Bruno Díaz y sus colaboradores.

En más de una ocasión el director del BDRI ha explicado que conocer el medio natural es fundamental para aprender a respetarlo y a protegerlo, que es lo mismo que se consigue en las expediciones a bordo del "Chasula".

Desde que en 2011 empezó a organizar sus viajes para la observación de aves marinas y cetáceos "muchos observadores de diferentes partes del mundo han participado en nuestras rutas y todos han quedado satisfechos", explican los organizadores del programa Chasula Birds, sabedores de que el barco de Isidro Mariño es también "un excelente puesto para fotografiar aves marinas con ayuda de un guía ornitológico a bordo que provee información sobre las especies avistadas en caso de que sea necesario".

La ruta más popular de cuantas efectúa esta nave es la que, partiendo del puerto de O Corgo (O Grove) avanza por la ría de Arousa para salir al Atlántico por la cara Sur o el canal Norte de la isla de Sálvora, dependiendo del estado de la marea o las condiciones oceanográficas.

El "Chasula" continúa con rumbo Oeste hasta alcanzar unas doce millas náuticas desde el litoral, cerca del conocido como "cañón de Arousa", para seguir después hacia el Sur hasta llegar al "cañón de Vigo". Tras comer a bordo se emprende el viaje de regreso pasando a la altura del archipiélago de Ons.

Eso en verano, ya que en invierno las rutas se centran en el interior de la ría arousana, permitiendo la observación de aves y mamíferos marinos en lugares como O Grove, la desembocadura del río Umia, las playas de O Vao y Area da Secada (A Illa), el archipiélago de Cortegada, Abanqueiro-Mañóns (Boiro), las bateas de mejillón de Cabo de Cruz, Xidoiros y Galiñeiro.

Una segunda ruta, a desplegar también en los meses que desaconsejan salir al exterior de la ría, acerca a los pasajeros del "Chasula" a las bateas del Norte de O Grove, Pombeiro, la bahía de A Lanzada y el archipiélago de Sálvora.

Evidentemente, con estas expediciones a bordo del "Chasula" o bien a instancias del BDRI, no solo se evalúa el estado del ecosistema marino de las Rías Baixas, sino que también se contribuye a potenciarlas como destino turístico privilegiado, de ahí que cada vez sean más los ciudadanos de diferentes partes de España y el continente europeo interesados por este tipo de actividades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine