15 de junio de 2018
15.06.2018

La clave se encuentra en la prevención

Los alumnos del Magariños crean la primera patrulla escolar de tráfico

15.06.2018 | 04:02
Dirigieron el tráfico a la entrada y salida del colegio. // Iñaki Abella

Garantizar la seguridad de los peatones, y sobre todo, de los más pequeños, era un problema de difícil solución en el colegio Antonio Magariños. Sin embargo, la Policía Local de Cambados, dentro de la campaña que ha lanzado, ha encontrado una fórmula más para trabajar en la prevención: las patrullas escolares.

En materia de tráfico, entre las cuestiones que más deben trabajarse se encuentran la prevención y la concienciación, algo que tienen muy claro en la Policía Local de Cambados que, este año, ha lanzado una campaña con diferentes caras conocidas del municipio para facilitar la convivencia entre el tráfico rodado y los peatones. Dentro de esa campaña ha surgido una iniciativa novedosa, la de las patrullas escolares, que, ayer mismo, comenzaron a funcionar en el colegio Antonio Magariños y que, el próximo curso, se convertirán en una constante.

Ubicado en plena avenida de Vilariño, el colegio presentaba una serie de deficiencias en la seguridad de los peatones muy importantes, con tráfico pesado ante su puerta, malos estacionamientos por parte de los padres y una gran cantidad de cruces que ponían en riesgo a los más de 200 alumnos del centro. El oficial de la Policía Local de Cambados, Maximino Cid Ferro, decidió buscar soluciones al respecto, implicando a la comunidad escolar. Primero se reunió con la dirección del centro para modificar diferentes hábitos que podrían convertirse en un riesgo para los peatones, y después acudió a la ANPA.

Las tres propuestas que puso encima de la mesa (restringir el tráfico pesado, evitar los malos estacionamientos y crear las patrullas escolares para implicar a los niños) fueron acogidas de forma positiva, y ayer mismo comenzaron a funcionar estas patrullas de alumnos que colaboran con los agentes de la Policía Local que regulan el tráfico en la zona a la entrada y salida del colegio. "La intención es hacer a los niños partícipes de la regulación del tráfico, que se sientan importantes y sabedores de la importancia de cumplir las normas, pero sobre todo, lo que queremos es mandar un mensaje de que todos debemos colaborar en la seguridad vial, que se genere un debate enriquecedor sobre la necesidad de prevenir los posibles accidentes de tráfico, y en especial, sobre los atropellos", explica el agente cambadés.

No en vano, los datos demuestran que la mayor parte de los accidentes graves que se registran en casco urbano tienen como implicado a algún peatón, de ahí la necesidad de implementar medidas que "sirvan para prevenir esa circunstancia, rebajando los factores de riesgo antes de que pueda ocurrir un accidente que todos lamentemos". La Policía Local de Cambados está dando pasos lentos, pero seguros, en la implementación de esa concienciación social, y el próximo curso espera aplicar todas las medidas que ha expuesto a la comunidad escolar para evitar posibles accidentes en el Antonio Magariños. Algo se consiguió ayer, y fue que no se estacionasen mal vehículos que fuesen a buscar a los niños al colegio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine