15 de abril de 2018
15.04.2018

A la sensibilización desde la experiencia

En el colegio San Tomé prueban el valor de la accesibilidad desde una silla de ruedas

15.04.2018 | 05:11
Los alumnos comprueban que su colegio tiene muchas carencias para los que necesitan desplazarse en silla de ruedas. // Noé Parga

Quizá no exista la tolerancia sin empatía, como es igual de cierto que la sensibilidad acerca de una problemática aumenta cuando detrás está la experiencia. Esa es la línea que han seguido desde la dirección del colegio San Tomé de Cambados para conocer las dificultades a las que se enfrentan diariamente las personas con accesilidad reducida. Gracias a la colaboración del Club Baloncesto Amfiv de Vigo y la ONCE los pequeños comprueban las carencias del centro para personas con limitaciones físicas. Todo un aprendizaje encaminado hacia la solidaridad más esencial.

Todo merece una valoración en función de los ojos con los que se mire. Es muy posible que muchos de los alumnos del colegio San Tomé no hayan tomado conciencia hasta esta semana de las carencias que presenta el centro en el que estudian. La importancia de la accesibilidad y de cubrir las necesidades de las personas discapacitadas se ha convertido en una materia que despierta mucha más sensibilidad gracias al proyecto iniciado en los últimos días.

El proyecto educativo elegido para este curso no es otro que las casas. Por este motivo Manuel Felpeto, director del centro, planteó una idea que se basaba en convertir a los alumnos en los mejores inspectores para analizar aspectos de accesibilidad tomando como muestra el recorrido de las instalaciones, pero sentados en una silla de ruedas o incluso con los ojos cerrados.

La buena relación de Felpeto con César Iglesias, entrenador del equipo del Amfiv de baloncesto sobre silla de ruedas, se convirtió en la conexión necesaria para darle la mayor verosimilitud a la experiencia. Así, el pasado lunes los jugadores del club vigués, Pablo Alejos y Shelley Cronau, acompañados de su presidente José Antonio Beiro, expusieron sus propias experiencias como personas dependientes de un accesorio para mejorar su calidad de vida. Además, también hablaron del deporte que practican al más alto nivel.

El gesto del Amfiv hacia el colegio fue todavía más allá puesto que le prestaron cerca de una decena de sillas para que los alumnos comprobaran directamente lo que puede cambiar la perspectiva de las cosas. No falta el componente lúdico y la posibilidad de jugar al baloncesto adaptado contó con la máxima aceptación de los niños. Los problemas surgían cuando tocaba desplazarse a los baños, ya que las puertas no están preparadas para dar cabida a una silla, o que tampoco pueden llegar fácilmente al recreo en el patio del mismo modo que no pueden llegar a dependencias superiores del edificio al carecer de ascensor.

La experiencia sensorial también atañe a la visión. Diferentes útiles sirven para simular cuestiones como la orientación a través del oído o el simple desplazamiento cuanto no se puede ver con plena nitidez. El fisioterapeuta ciego, Joaquín Gago, fue el mentor en esta asignatura de superación personal.

Los alumnos mayores, a partir de 3º de Primaria, serán los que ahora tendrán que recoger en un informe todas las dificultades de accesibilidad del colegio e incluso elaborar un presupuesto para el tan necesario ascensor. Ese glosario de dificultades se convertirá en el salvoconducto para solicitar ayudas que sirvan para hacer del colegio de San Tomé un lugar más accesible. El empeño puesto en ellos por parte de alumnos y profesores es indiscutible. Todo un ejemplo metodológico en la búsqueda de la concienciación más elemental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL VOLTA AO COLE

Os máis pequenos poderán gozar mañá pola tarde con inchables e xogos nunha velada animada por Javi Solla

 
 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia