15 de febrero de 2018
15.02.2018

Convenio urbanístico y compra directa

15.02.2018 | 03:27

Las tres viviendas que quiere recuperar el Concello de A Illa se adquirieron de forma radicalmente diferente. La primera de ellas que pasó a ser patrimonio municipal fue la de Goday, junto al jardín, las salazones y la antigua fábrica de conserva, la primera de estas características que existió en Galicia y que hoy se ha convertido en un centro de interpretación. Esta vivienda se adquirió a través de un convenio urbanístico con sus propietarios que permitió la construcción de un bloque de edificios en las proximidades. Más complicado resultó hacerse con las casas de Dona Tomasa y O Campaneiro, ya que fue necesario convencer a los herederos para que vendiesen los inmuebles. Ese logro se consiguió en 2010, y el Concello abonó por su compra 400.000 euros, financiados a través de la Caja de Anticipos de la Diputación. Desde entonces nada se ha podido hacer en ellas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine