24 de agosto de 2017
24.08.2017

Rafael López Ucha: "Muchas personas mayores están en situación de aislamiento social"

La Cruz Roja atiende a casi 400 personas mayores con la ayuda de 20 voluntarios

24.08.2017 | 02:08
El voluntario Rafael López Ucha en las dependencias vilagarcianas de Cruz Roja. // Iñaki Abella.

El próximo 26 de agosto se celebra en Vilagarcía la Fiesta del Voluntariado. En ella participarán unas 200 asociaciones entre las que se encuentra Cruz Roja, una entidad sin ánimo de lucro que entre sus labores destaca la realización de diversos talleres de ayuda e integración de personas mayores en O Salnés. Desde tareas de acompañamiento hasta talleres de baile, manualidades o memoria con el objetivo de ayudar a un colectivo que en muchos casos se encuentra en situación de olvido o aislamiento. La Cruz Roja dispone de solo 20 voluntarios para ayudar a un total de 370 mayores, por lo que recibe con los brazos abiertos a cualquier persona dispuesta a ayudar. Rafael López lleva tres meses colaborando y cuenta su experiencia como voluntario.

- ¿Cómo decidió convertirse en voluntario de Cruz Roja?

-Es algo que llevo dentro desde hace muchos años, no sé si por mi educación o por mi formación profesional, pero fue una decisión personal que no me supuso ningún obstáculo.

-¿A qué se dedicaba antes de jubilarse?

-Trabajé como educador en instancias penitenciarias en el centro de A Lama, por lo que estoy familiarizado con este tipo de entornos problemáticos.

-¿Qué actividades realiza como voluntario?

-Hay muchos talleres en marcha pero yo participo en la andaina para mayores con salida desde Cambados, donde nos reunimos para realizar rutas que fomentan la actividad física y la integración de este colectivo y también hago tareas de acompañamiento.

-¿En qué consiste la tarea de acompañamiento?

-Pues ahora mismo estoy trabajando con una mujer que es dependiente y requiere mi ayuda para actividades tan básicas como ir al hospital o simplemente necesita a alguien con quién hablar. En este caso ella vive con su pareja, que también tiene diversos problemas, pero la mayoría de las veces son personas mayores que se encuentran aisladas de la sociedad y que, en muchos casos, rechazan las posibilidades económicas y sociales que las instituciones públicas les ofrecen. Por ejemplo gente que está sola y le ofrecen la posibilidad de ir a una residencia pero lo rechaza.

-En estos casos, además de la tarea de acompañamiento, ¿intenta ser un apoyo psicológico o un consejero para que estas personas procuren salir de su aislamiento?

-Dentro de mis posibilidades claro que lo procuro pero no me gusta meterme en la tarea de otros profesionales. Yo escucho sus problemas e intento darles mi opinión.

-Ante estas situaciones de autoaislamiento y rechazo muchos podrían pensar en dejar de colaborar. ¿Qué le hace perseverar y luchar por ayudar a estas personas?

-Pues es un compromiso social que adquieres después de reflexionar un tiempo y te das cuenta de que es gente con muchos problemas y que necesitan que alguien les de más oportunidades en su vida. Y luego hay gente que realmente si que no tiene otras posibilidades sociales o económicas y están agradecidos por cualquier ayuda que les puedas dar.

-¿Qué le diría a futuros voluntarios para que se animen a formar parte de Cruz Roja?

-Que aporta una satisfacción personal increíble el hecho de saber que estás ayudando a alguien y que es algo que puedes compaginar perfectamente con tu vida diaria. Yo puedo seguir con mi mismo ritmo de vida y continuo practicando mis aficiones. El problema es que muchas veces la gente no sabe de este tipo de actividades y por eso no tenemos más voluntarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia