11 de agosto de 2017
11.08.2017

Vilagarcía apagó las fuentes ornamentales

11.08.2017 | 03:38

Cuando a finales de la pasada primavera la Xunta de Galicia encendió las luces de alarma debido a la prolongada sequía, uno de los ayuntamientos que primero tomó alguna medida para reducir el gasto de agua fue el de Vilagarcía. A finales de junio, se vaciaron y se apagaron las fuentes ornamentales, al mismo tiempo que se hacía un llamamiento a la población para que fuese responsable con el consumo doméstico. Esta medida persiste.

En O Salnés no hay temor, al menos por el momento, a que falte agua debido a la su escasez en el río Umia -de donde procede la gran mayoría del suministro- sino a que la planta de Treviscoso sea capaz de depurar toda la que se necesita. También existe una gran preocupación en O Grove porque la tubería general de abastecimiento a esta localidad es muy antigua, y una avería en ella podría dejar sin abastecimiento a todo el pueblo durante muchas horas. En este sentido, la Mancomunidade lleva tiempo reclamando a la Xunta de Galicia unas obras para solventar estos problemas, aunque se trata de actuaciones que requieren inversiones millonarias.

O Salnés necesita en temporada alta unos 30 millones de litros diarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine