19 de julio de 2017
19.07.2017

El lento caminar de Sarmiento por O Salnés

El religioso tardó diez días en cruzar la comarca, fijándose en los pequeños detalles

19.07.2017 | 02:33

Los viajeros del siglo XVIII no disponían de los medios actuales, pero eso no impedía que recorriesen el mundo a la búsqueda de un destino. Uno de esos viajeros fue el religioso Martín Sarmiento cuyas vicisitudes por la comarca de O Salnés en 1745 recogió en un libro. Juan Manuel Monterroso Montero, profesor de Historia da Arte en la Universidad de Santiago, se encargó de presentar a los participantes en el curso de Vista Real las diferencias entre el viajero que fue Frei Martín Sarmiento y los actuales, una forma de viajar en la que no solo importa el destino, sino todo lo que hay por el medio.

Diez días tardó Frei Martín Sarmiento en recorrer la comarca de O Salnés en 1745. Un trayecto que en la actualidad se realiza en poco más de dos horas comenzó para el religioso un 19 de julio y finalizó coincidiendo con la celebración de Santa Marta. Durante esas jornadas, Frei Martín Sarmiento se fue fijando en los pequeños detalles y hablando con las personas que se encontraba, lo que le permitió profundizar en cuestiones muy variadas, desde la etimología de los nombres, las especies vegetales existentes o la historia de cada uno de los lugares por los que pasó.

De desentrañar ese viaje y compararlo con la movilidad actual se encargó Juan Manuel Monterroso Montero, profesor de Historia da Arte de la Universidad de Santiago de Compostela y ponente en las jornadas de historia que se desarrollan en Vista Real. Monterroso explicó que "mientras en la actualidad solo nos preocupamos de ir de un lugar A a un lugar B en el menor tiempo posible, la movilidad en el siglo XVIII se tomaba de una forma diferente, un medio para conocer todo lo que se encontraba entre el punto de partida y el de destino, siendo muy diferente la temporalidad".

Los viajes de Sarmiento a Galicia son los primeros que se recogen en la literatura de esta forma tan peculiar, una circunstancia que no volverá a repetirse hasta el siglo XIX, con la llegada de viajeros ingleses que toman nota de todo lo que observan. Es cierto, explica Monterroso, que "existen referencias anteriores a viajes por la comarca, como la visita del Cardenal Jerónimo del Hoyo al arciprestazgo de Santiago de Compostela, pero eran mucho más institucionales y no se paraban en las descripciones de la manera en que lo hizo Sarmiento". Durante ese viaje, Sarmiento quedó impresionado con las historias, como la de la Figueira do Meco en O Grove, o con las islas, como Sálvora y A Illa, la cual llegó a visitar, así como con las Torres do Oeste, "en las que se extiende en su descripción".

Otra de las conferencias celebradas ayer en Vista Real fue la de Begoña Fernández, doctora en Historia da Arte en la USC, que se centró en las rutas como elemento de puesta en valor de los productos existentes en una determinada zona, caso de la que ha puesto en marcha la Mancomunidade siguiendo el itinerario de Sarmiento.

Los participantes en el curso se acercaron ayer a los petroglifos de Os Ballotes, en Vilagarcía de Arousa, donde el doctor en Historia, Félix González les descubrió la importancia de los mismos. En la jornada de hoy tomarán protagonismo el escultor Francisco Asorey, la torre defensiva de San Sadurniño y el yacimiento arqueológico de A Lanzada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.