20 de mayo de 2017
20.05.2017

Las multas son el paso previo a la llegada de las piquetas

20.05.2017 | 03:29
Derribo de bungalós en un camping a instancias de la APLU. // Muñiz

Cuando se habla de multas coercitivas impuestas por la APLU hay que tener presente que suelen ser el paso previo a la llegada de las piquetas que se encargan de derribar lo ilegalmente construido. En O Grove ya se han realizado numerosas demoliciones, ejecutadas tanto directamente por la citada agencia como por los propietarios de los inmuebles afectados.

Ahora que se conoce el expediente abierto en el lugar de Cachadiñas (Balea) puede recordarse que muy cerca de allí ya se ejecutaron diversos derribos en los últimos años.

En 2015, por ejemplo, la APLU procedió a demoler dos viviendas prefabricadas y dos construcciones de obra para usos residenciales ubicadas en Carrascales (Balea), en este caso por ocupar suelo rústico de protección ordinaria.

Por ese mismo motivo actuaba nuevamente la piqueta un mes después para derribar otra edificación, antes de que se hiciera lo propio con un quiosco que ocupaba la zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre.

Son solo algunos ejemplos de la actividad llevada a cabo para restituir la legalidad urbanística. Y pronto parece que habrá más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine