28 de abril de 2017
28.04.2017
Las llamas arrasan 70 hectáreas de monte bajo y arbolado

Arousa registra el primer gran incendio de la temporada, avivado por el intenso viento

-El fuego ha quedado extinguido esta mañana tras calcinar 75 hectáreas según la Xunta -Afortunadamente las llamas, iniciadas en el Monte da Pena, avanzaron hacia el río Ulla -Se acercaron a varios inmuebles habitados, pero sin que se produjeran daños personales

28.04.2017 | 03:50
Labores de extinción en el primer gran fuego de la temporada en Arousa.
Un helicóptero vierte agua sobre el incendio registrado ayer en Rianxo. // Noé Parga

La Consellería de Medio Rural cifraba esta mañana en 75 hectáreas la superficie de monte quemada en Rianxo en el incendio registrado el jueves por la tarde, controlado casi a medianoche

Estaba claro que las comarcas de O Salnés (Arousa Sur) y Barbanza (Arousa Norte) no iban a librarse de la oleada de incendios que este año afecta anticipadamente a los montes gallegos, y que hasta la fecha se había centrado en diferentes localidades de Lugo, Ourense y A Coruña. Tristemente ayer el territorio arousano se incorporó a esa lista negra, que a buen seguro seguirá aumentando en los próximos días si no llegan precipitaciones intensas.

Fue el primer gran fuego de la temporada, originado a eso de las tres de la tarde y centrado en los montes del municipio coruñés de Rianxo, una de las localidades más castigadas por la acción de los pirómanos y las llamas el verano pasado.

Tuvo lugar, nuevamente, en el conocido como Monte da Pena, a caballo entre las parroquias de Isorna y Leiro. Al menos ese fue su origen, ya que se extendió rápidamente hasta cruzar una carretera y llegar al río.

Provocó una intensa humareda visible desde toda la ría -incluso desde O Grove- que por momentos ensombreció la desembocadura del Ulla y la isla de Cortegada (Vilagarcía).

A pesar del riesgo evidente que entrañaban las operaciones de extinción, helicópteros e hidroaviones tuvieron que emplearse a fondo para tratar de controlar las llamas luchando contra el intenso viento que soplaba a esa hora sobre la zona.

El mismo esfuerzo tuvieron que realizar las cuadrillas forestales, Protección Civil, Bomberos, efectivos policiales y vecinos movilizados por tierra.

Aunque en honor a la verdad, las mismas rachas que afectaban a las aeronaves y extendían con rapidez el fuego ayudaron finalmente a controlar la situación, ya que empujaron las llamas hasta hacerlas morir a orillas del Ulla.

De haberlo hecho en sentido contrario, es decir, en caso de empujar el fuego hacia Rianxo, se habrían visto seriamente afectados importantes núcleos de población de Isorna y Leiro.

Finalmente, cuando el incendio se dio por extinguido esta misma mañana, había ardido alrededor de 70 hectáreas de arbolado -sobre todo pino- y monte raso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL VOLTA AO COLE

Os máis pequenos poderán gozar mañá pola tarde con inchables e xogos nunha velada animada por Javi Solla

 
 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia