08 de febrero de 2017
08.02.2017

Algas para fertilizar los campos

El gran manto verde que cubre las playas se ha convertido en un reclamo para muchos agricultores de la zona

08.02.2017 | 02:50
Una mujer recoge algas ayer en el arenal de O Terrón, en Vilanova de Arousa. // Iñaki Abella

Son un auténtico problema para las mariscadoras, a las que ha salvado el temporal de tener que luchar contra ellas, pero también son una bendición para los agricultores, que pueden utilizarlas como fertilizante y abono en los campos. El carrusel de temporales que atravesó la ría de Arousa ha dejado numerosas playas llenas de algas que, ahora, los agricultores se apresuran a retirar para aprovecharlas en sus campos. En lugares como O Terrón, Camaxe, As Patiñas o Espiñeiro hay de sobra, ya que la acumulación de las mismas alcanza varios centímetros de espesor.

El carrusel de temporales que cruzó la ría de Arousa la pasada semana ha dejado una imagen espectacular en varias playas, con una acumulación de algas de varios centímetros de espesor que ha cubierto y oculta por completo la arena. Es el caso de playas como O Terrón, O Bao, Camaxe, As Patiñas o Xastelas, situadas en los municipios de Vilanova y A Illa de Arousa.

Lejos de lo que podría parecer, esta acumulación de algas no afecta a los bancos marisqueros, ya que el temporal ha arrastrado el manto verde hacia lo que las mariscadoras conocen como "mallante", es decir, la zona improductiva que utilizan los bañistas durante el verano.

Esta acumulación de algas se ha convertido en una "bendición" para muchos agricultores de la zona, que desde ayer, se están acercando a esas playas para recoger parte de esecológico abono para ser utilizado como fertilizante en sus fincas. En el día de ayer, fueron muchos los agricultores que, aprovechando que las playas han cambiado su color habitual por el verde, se acercaron a lugares como O Terrón a retirar un fertilizante de calidad que les acostumbra a salir muy barato.

Además, con esta acción también se beneficia a las mariscadoras ya que "corremos el riesgo de que la marea vuelva a depositarlas en las zonas productivas", explicaba ayer Maricarmen Castro, presidenta de la Organización de Productores (OPP-20) de A Illa.

Ahora el problema lo tienen los Concellos de Vilanova y A Illa, que tendrán que trabajar en la retirada de las algas en los próximos días, antes de que acaben pudriéndose en la zona y causando una mala imagen para los visitantes.

En el caso del segundo de los municipios, el alcalde, Carlos Iglesias, va a contactar con el pósito isleño para que el tractor especializado en la retirada de algas comience a trabajar en los próximos días y mejorar la imagen de las playas.

La mayor parte de esas playas afectadas se encuentran en las inmediaciones de la senda peatonal que une O Bao con Carreirón, a donde en invierno acuden gran parte de los visitantes del municipio, motivo por el que muchos usuarios reclamaban ayer al Concello que proceda a su limpieza para evitar la mala imagen que van a dar las algas cuando comiencen a pudrirse.

Una de las más afectadas ayer era O Terrón, donde se acumularon varios centímetros de algas que hacían imposible pasear por la arena, algo que llamó la atención de muchos de los usuarios de la zona, que esperan que el Concello tome medidas lo antes posible.

Aunque el peligro de las algas para los bancos productivos parece haber pasado, las mariscadoras de los dos pósitos recorrieron ayer varias playas comprobando que no existía riesgo para las zonas más habituales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia