27 de noviembre de 2016
27.11.2016

El cromatismo sorprende al pintor valenciano

27.11.2016 | 03:39

Me decía en la carta que me envió Manuel R. Vega en noviembre de 1984 que "el paisano que aparece con barbas en la parte izquierda del cuadro, por delante del árbol, junto a las vacas y que tiene un palo en la mano, fue escogido en la feria de ganado de Vilagarcía.

El gaitero que aparece en el cuadro será nativo de la zona, famoso al parecer a principios de siglo, y que al parecer se llamaba "O Xubieiro" u "O asubiador".

Sorolla hacía tocar la gaita con frecuencia al gaitero mientras lo pintaba, y la razón era, que el artista deseaba ver la posición de los labios sobre el soplete, así como el movimiento de las mejillas mientras soplaba y la posición de los dedos en el puntero".

A pesar de ser uno de los pintores más rápidos que ha tenido España, el mismo reconocería que el cuadro sobre "La Romería" le causó muchos problemas. Por eso le dijo en una entrevista a Alejandro Pérez Lugín, el autor de "La Casa de la Troya", que, "creo que es Galicia el país más difícil de pintar, por la variedad, por la facilidad con que todo cambia??", y Manuel R. Vega recuerda que su padre le contaba los enfados que cogía Sorolla por los continuos cambios climatológicos de nubes a sol, de sol a lluvia, de lluvia a nubes, etc. y todo ello en apenas unos minutos. No se parecía en nada al clima mediterráneo al que tan acostumbrado estaba el pintor valenciano.

Finalmente, Joaquín Sorolla marchó de Vilagarcía, encantado por el magnífico trato que le dieron, la sencillez de sus gentes, la amabilidad de los paisanos a los que tuvo que pintar y que no sabían de su fama, y la inmensa variedad de colores que tenía a su alrededor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine