21 de enero de 2016
21.01.2016

Vecinos y personal de emergencias de toda Galicia dan el último adiós a Jorge Fariña

Bomberos y efectivos de Protección Civil le hicieron un acompañamiento de honor e hicieron sonar las sirenas de los automóviles en señal de homenaje -Había más de tres kilómetros de coches aparcados en las cunetas

21.01.2016 | 07:33
Multitudinario último adiós a Jorge Fariña. // Iñaki Abella

Vecinos y personal de emergencias llegados de toda Galicia dieron ayer el último adiós a Jorge Fariña Barral, el presidente de Protección Civil de Meis, bombero y exconcejal fallecido el lunes a consecuencia de una parada cardiorrespiratoria mientras realizaba unos ejercicios de capacitación profesional en A Estrada.

Jorge Fariña fue velado desde media tarde del martes en el tanatorio de Ribadumia. Ese lugar fue un hervidero de gente hasta que a las 17 horas se procedió al traslado fúnebre hasta la iglesia parroquial de San Martiño de Meis. Bomberos y miembros de Protección Civil hicieron un acompañamiento de honor que abrían tres vehículos de bomberos, y que continuaban una veintena más de agrupaciones de Protección Civil. Tras ellos iban la comitiva fúnebre y los vehículos reservados para la familia.

A la llegada al templo, bomberos y voluntarios de Protección Civil hicieron un pasillo de honor para el paso del féretro, que llevaban a sus hombros sus compañeros de trabajo en el parque de bomberos, y de sus parientes.

La afluencia de gente a la iglesia era tal que ésta quedó pequeña. De hecho, había coches aparcados en las cunetas hasta una distancia de al menos tres kilómetros, y fue necesario montar un dispositivo especial de tráfico (los efectivos de Ribadumia se encargaron de la coordinación del tráfico en el tanatorio, y en San Martiño lo hicieron la Guardia Civil, la Policía Local de Sanxenxo y cinco equipos de Protección Civil) para que la llegada y posterior salida de los automóviles aparcados en la explanada fuese lo más ordenada posible y no hubiese atascos.

Al terminar la Eucaristía, que ofició el cura de San Martiño y Armenteira, Ramón Fernández, los bomberos y miembros de Protección Civil volvieron a hacer el pasillo de honor, y mientras discurría la comitiva fúnebre hicieron sonar al unísono las sirenas de todos los vehículos de emergencias en señal de homenaje a su compañero.

Jorge Fariña, de 45 años, casado y con un hijo menor de edad, era una persona muy conocida y apreciada, no solo en Meis y el resto de la comarca, sino en otros puntos de Galicia. De hecho, fueron a despedirle docenas de voluntarios de agrupaciones de toda la provincia de Pontevedra, así como de municipios más alejados, como los de Boiro, Muxía o Carballo. Entre las autoridades se encontraban el vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, o el director xeral de Emerxencias, Luis Menor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine