27 de agosto de 2015
27.08.2015
40 Años

El Concello da un ultimátum para limpiar y consolidar el edificio ruinoso de O Castro

-La propiedad tiene dos meses de plazo, hasta finales de octubre, para realizar las obras - Pasado este período, si no ha cumplido, lo ejecutará el Concello con cargo al dueño

27.08.2015 | 02:21
La reunión del Consello da Xerencia de Urbanismo de Vilagarcía, celebrada ayer. // Iñaki Abella

La empresa propietaria del edificio ruinoso de O Castro tiene un plazo máximo de dos meses, hasta finales de octubre, para acometer los trabajos de limpieza y consolidación del inmueble. Este ultimátum ha sido decidido ayer por el Consello da Xerencia de Urbanismo de Vilagarcía, tras valorar los informes jurídicos que aconsejaban conceder un último plazo antes de que el Ayuntamiento ejecute directamente las obras con cargo a la propiedad.

En el seno del Consello da Xerencia de Urbanismo se valoró la urgencia de acometida de las obras, según el proyecto redactado por la oficina municipal ARI (Área de Rehabilitación Integral), con el objetivo de poner fin al grave deterioro del inmueble que afecta a todo su entorno. Cabe recordar que una de las calles laterales del edificio lleva ya dos años cerrada a la circulación de personas como consecuencia de los desprendimientos de elementos del edificio.

El gobierno municipal, representado en la reunión por el alcalde, Alberto Varela, y la concejala de Urbanismo, Paola María, propuso el ultimátum debido a que es un asunto que se arrastra desde hace años y que se agrava con el paso del tiempo sin que la propiedad tome medidas para prevenir riesgos, a pesar de los numerosos requerimientos remitidos por el Concello y de las importantes sanciones que acumula, que ya suman más de 60.000 euros.

La empresa propietaria se escuda en cambios de titularidad o de nombre de la sociedad, pero no resuelve el problema que ocasiona este edificio.

A pesar de que todos los miembros de la Xerencia de Urbanismo están de acuerdo en la necesidad de ejecutar trabajos para asegurar las fachadas del inmueble, que dan a la avenida da Mariña (frente a la Praza da Peixería), O Castro (Praza Martín Gómez Abal) y dos callejuelas peatonales, optaron por dar un último plazo en función de los informes de los asesores jurídicos. De este modo se evita cualquier resquicio legal al que podría acogerse la propiedad para no hacer frente al coste de la actuación.

La concejala delegada de Urbanismo explicó en la reunión que lo que prima ahora es garantizar la seguridad y prevenir riesgos en una zona situada en pleno centro histórico de la ciudad y muy concurrida, al acoger varios locales de ocio nocturno, y en la que se celebran los multitudinarios mercados ambulantes de cada martes y sábado.

Recordó también que el edificio ya sufrió numerosos desprendimientos de la fachada, y que las paredes corren el riesgo de caer, en tanto que el tejado ya se desplomó. Además el interior de la edificación es un foco insalubre en el que se acumula basura y escombros.

Antecedentes

Dada la desobediencia reiterada por parte de la propiedad a los requerimientos municipales, el Concello ordenó a la Oficina Municipal de Rehabilitación Integral la redacción de un proyecto destinado a consolidar la parte de la edificación que sigue en pie, al tratarse de un inmueble incluido en el Catálogo Municipal de Bens a Conservar.

Por parte municipal también se tramitó el preceptivo permiso ante la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia, entidad tutelante por ser un edificio protegido. Esta autorización ya ha sido concedida y solo falta la ejecución del proyecto, valorado en 60.000 euros.

La Xerencia de Urbanismo remitirá ahora a la propiedad el proyecto técnico, junto con la comunicación del acuerdo municipal por el que se concede un plazo máximo de dos meses (hasta finales de octubre) para ejecutar los trabajos. De no acatarse esta orden, el Concello de Vilagarcía podrá ejecutar directamente los trabajos y facturarle los costes a la propiedad.

En el Consello da Xerencia de Urbanismo también se explicó que, para garantizar el cobro de la actuación, así como de las numerosas multas por las infracciones urbanísticas que esta empresa acumula en relación con el edificio ruinoso de O Castro, los servicios municipales están estudiando las acciones legales a llevar a cabo, entre las que figuran el embargo de cuentas y de bienes.

La búsqueda a la solución para los problemas que presenta el edificio ruinoso de O Castro fue el principal asunto abordado ayer en la Xerencia de Urbanismo, que también dio vía libre a otros expedientes que se tramitan en el Concello sobre licencias varias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine