19 de junio de 2014
19.06.2014

En 2012 fueron los beneficios para edificios inteligentes

19.06.2014 | 01:19

En la anterior edición del Workshop Atlántico sobre economía energética y ambiental, celebrada también en el Gran Hotel La Toja -año 2012-, una de las conclusiones a la que llegaron los expertos fue que los edificios que presenten una mejor eficiencia energética pueden y deben beneficiarse de importantes descuentos o exenciones fiscales, mientras que aquellos que consumen energía en exceso o se convierten de alguna forma en una amenaza para el medio ambiente deben verse sometidos a cargas tributarias especiales.

Se planteaba así la "renovación del marco fiscal español para atender a criterios de eficiencia energética", lo que supondría "un avance en el retraso que el país sufre en este ámbito y permitiría aligerar otras cargas impositivas al ciudadano". La clave, como se explicó entonces, era "aplicar impuestos con base en un sistema de calificación de los edificios similar a la de los electrodomésticos, lo que incentivaría las medidas de rehabilitación encaminadas a lograr la certificación A, que estaría exenta de tasas".

Llegó a decirse entonces que "hay otros impuestos claramente ineficientes, como los impuestos al trabajo, que podrían ser sustituidos por estas u otras nuevas fuentes de ingresos, en lo que se conoce como una reforma fiscal verde".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine